Remember in Time

jueves, 13 de marzo de 2008

Hoy, mientras ordenaba unas cosas en mi cuarto encontré una libreta a la que hace bastantes años no le tomaba ni la más mínima atención, es de la época cuando acababa la secundaria, es decir allá por el año 2002, son unos poemas, encontré unos ocho, pero solo les pondré unos cuantos, dado que la escritura es algo incipiente, entiéndame, tenía 16 o 17 años:

Poema 4
(La Alondra)

Verde los campos,
Celestes los cielos,
Azules sean los océanos,
Allí viene la alondra,
Querida por miles y miles,
Desciende con elegancia
Meneando sus alas,
Y más los campos, cielos y mares,
La ven descender y el aire respira
Su aroma repleto de ternura
Y candidez,
Más la vida le ríe y ella una risa
Le devuelve,
Hecha mujer la alondra es,
Emerge de los cielos
Y se acerca más,
Al caminar sus cabellos bailan
Y ondean al compás de su susurro,
Querida alondra, regresa,
Regresa para contemplar tu hermosura
Y pensar en tí



Poema 5

Caminos pedregosos no hay,
Virtudes regadas por doquier,
El viento limpio,
Las huellas impregnadas
Se quedan allí,
Recuerdo de los grandes hombres
Que ya no volverán, y
De los grandes amores
Que ya no ocurrirán.

Quedan las cenizas regadas también,
Producto del pensar constante
De esta humanidad,
Rosas en medio del camino hay,
Lo obstruyen aunque muy hermosas
Y olorosas estas son, pero llena de
Espinas y dolor, el hombre mismo.

Más allá todo parece brillar
Pero, cada espina brota
Una semilla, cayendo se
Hunden en la tierra muerta, y
Protegidas por la rosa grande
crecen fructíferamente
y estás, cada vez más rápido
llenaron el camino.

La soledad se pierde poco a poco
Y la desesperanza muere,
Muere con el deseo de vivir,
En el recuerdo están las huellas,
Las cenizas,
Los grandes amores,
Los grandes hombres y los
Grandes pensamientos regresan.

El Génesis del nuevo evangelio comenzó,
El alba despunta y otra vez
Se oculta para el ocaso, lo
Más hermosa oscuridad de lo divino,
Padre, no me dejes,
Madre, sígueme amando,
Mujer, encuéntrame,
Hijo, ojala estuvieras acá.

Padre, madre, mujer, hijo:
Que hermoso suena en el oído de quien
En verdad desea dichas cosas.



Poema 6

Ella se mece en el
Viento,
Cual paloma orgullosa
Y complacida de volar y amar
(Infinita por siempre,
Desnuda ante mis ojos)
Divina en armonía,
Falleciendo de pleitesía



Poema 8

El viento sopla con
El amanecer de una
Mañana nublosa,
La brisa del mar llega
Más allá de la costa,
El aire viene con fuerza,
Los paneles se alborotan
Y dan vueltas como ondas,
Las niñas
Se dirigen a sus escuelas,
Alegres y friolentas,
Los hombres al trabajo
Se aprestan,
Los hombres, a una muerte
Lenta se dirigen……

Related Posts with Thumbnails

Worldwide Visitors