La Ultima banda Grunge

sábado, 20 de diciembre de 2008

Una Demente Temporada

Los que me conocen saben que una de mis pasiones ha sido y es el Grunge, esa música estridente, sensible y furibunda que surgió en la mítica ciudad de Seattle causando un impacto que se siente hasta nuestros días.

Comercialmente hablando las bandas más significativas de esta corriente musical fueron Nirvana, Peal Jam, Alice in Chains y Soundgarden pero claro, es harto conocido por los verdaderos admiradores del Grunge que no todo gira en torno a estos grupos, muchos de estos se mantuvieron en el anonimato en tanto que otras desaparecieron cuando los noventas llegaban a su final.

Sin embargo, no es mi intención hablar esta vez de esas bandas. Estoy algo nostálgico y veo que tengo un disco guardado, una verdadera joya de lo que fue la última gran banda de Grunge. Me refiero a Mad Season

Ya era 1995, ya Kurt Cobain se encontraba sepultado tras los hechos que rodearon su extraña muerte. El mundo musical se vio totalmente conmocionado por todo ello, las drogas, la fama, la incompatibilidad con el mundo del glamour no solo afectaron al líder de Nirvana, sino a todos aquellos que no lograban congeniar su mentalidad aislada, anti industria lo cual provocó que para la primera mitad de la década muchas de estas bandas sufrían grandes problemas estructurales entre sus integrantes.

Con Cobain muerto, el Grunge comenzaba su debacle comercialmente lo cual afectaría a la escena Grunge underground la cual fuera la pionera de las grandes bandas de la orbe al nor oeste de Estados Unidos.

Despierta Joven Hombre

Es en este momento, ciertamente incierto, es que Mike McCready primera guitarra de Pearl Jam, Barret Martin batería de Screaming Trees y John Baker Saunders deciden reunirse a finales de 1994 con miras a formar un proyecto paralelo a sus respectivas bandas. Pronto, McCready propondría a Layne Staley vocalista de Alice In Chains para que fungiese de cantante.

Al principio la banda se llamaba The Gacy Bunch que luego sería cambiado por Mad Season referido a aquella época del año donde los hongos alucinógenos se encuentran en período de recolección.

Es así como sale en 1995 su álbum debut “Above” el cual contenía 10 canciones donde los estilos musicales fluyen desde el jazz, el blues, el rock sicodélico impregnado de mucho rock alternativo cuya temática es muy sombría, depresiva, insana. Sería la manifestación de una época a punto de colapsar, de una generación sin rumbo ni timón.

La historia, es demás conocida, salieron a tocar en vivo causando un gran impacto, además de las canciones también valió el peso de sus integrantes, harto conocidos.

Sin embargo para 1996 Mad Season ya no se encontraba de gira ni con planes de grabar otra placa que sucediera a “Above”, debido a muchas razones: entre ellas, los compromisos de los miembros con sus bandas y otro la adicción a las drogas sobretodo de Staley cuya adicción a la heroína lo llevó a sucesivas entradas y salidas de centros de rehabilitación. Incluso el propio McCready se encontraba en una etapa de depresión sumada a su adicción a la cocaína la cual no solo afectó a Mad Season, sino que llegó a socavar la unión con los demás miembros de Pearl Jam.

En 1997 es seguro que Staley ya no volvería a Mad Season puesto que también detuvo las giras de Alice In Chains durante el 96-97. Fue entonces que deciden llamar como cantante permanente a Mark Lanegan, vocalista de Screaming Trees. Sin embargo, nunca llegarían a grabar nada, ni realizaron presentación en vivo alguna.

Nadie sabía nada acerca de Mad Season hasta que en 1999 John Baker es encontrado muerto por una sobredosis de heroína lo que marcaría la separación tácita de la banda y peor aún cuando al año siguiente, Screaming Trees declaran oficialmente su separación tras cuatro años de inactividad; y la muerte trágica por sobre dosis de heroína de Layne Staley en el año 2002.

Con estos acontecimientos el maldito destino dejaba bien en claro que su capricho era que no volviésemos a tener en nuestras manos un segundo material o presentación en vivo de esta última gran banda del Grunge.

Un medio para la desesperación

Mad Season, a mi parecer, fue la síntesis de lo que hasta entonces fue la escena Grunge o el llamado “Seattle Sound”, no solo por el mero hecho de reunir en su formación a músicos reconocidos dentro de esta esfera, sino por la gama musical que cada uno llevó a la grabación. Creo que en ese entonces pocos podían imaginar a Layne Staley sin Jerry Cantrell acoplado con una sicodélico guitarrista como McCready (que distancia mucho del estilo heavy metal de las guitarras de Alice In Chains) y con el tecnicismo de Martin en la batería.

Sin duda, esta fue una de las bandas más ricas en cuanto a concepto no necesariamente plasmado en un disco, sino por lo que de ello salió a crear ese sólido lúgubre álbum llamado “Above”.

Cuando escucho canciones como X-Ray Mind, Lifeless Dead o I dont know anything escucho un todo articulado, armonía hecha para la tragedia, la depresión, el sentimiento de la muerte cada vez más poderoso que el apego a la vida, la soledad paranoicamente narcotizante.

No parece extraño que dos personalidades tan sumidas en la decadencia como Staley y McCready se unieran provocando conmociones a los escuchas excitados por la muerte en viva voz de su rubio mensajero y su mancebo que cual arpas antiguas dilata los sentidos logrando hacernos olvidar que la vida es solo pasajera, que en verdad no cuesta tanto deshacerse de ella, mientras la soledad es el camino a seguir para expandir la mente enferma.

El dolor es para Staley un estado cuasi natural, lo desprecia, pero se vale de él como inspiración, esa es su droga y la heroína un sucio conducto para hacerla prevalecer. No se pude escuchar Mad Season esperando encontrar algún rollo social, una declaración de amor, poesía abstracta.

NO. MUERTE, SOLEDAD, DEPRESION, DESESPERACION, ADICCION, HUNDIMIENTO DE LA MENTE EN LOS ABISMOS DEL SUBCONCIENTE, LA INTRASCENDENCIA DE LOS DIAS Y LA MUERTE GLORIOSA, AMORFA COMO PLACENTERA Y ALIVIANTE, son los componente que de es monstruo que se hizo llamar Mad Season, surgido de la decadencia de una época donde los mitos parecieron ser posibles una vez más, cuando el exceso de ideas, sexo, drogas, aislamiento, dolor, violencia y amor hacían del rock algo más que ese cutre olor a chicle sintetizador que fueron los 80.

Mad Season era, en consecuencia, el último atisbo de originalidad alternativa, era tan extremo sin ser violento, tan intrascendente como lo fue mucho en los 90, pero tan grandioso a la vez, como casi todo en aquella década. Uno de esos recuerdos que siempre se quedan en los túneles de la mente que afloran cuando uno menos los espera, enfermo, biceral, abismal, minimalisticamente colosal en tanto insustancial.

Eso era Mad Season, la última gran banda Grunge.

Related Posts with Thumbnails

Worldwide Visitors