Estamos de Aniversario: MANIFIESTO BIZANTINO CUMPLE SU TERCER ANIVERSARIO

sábado, 12 de marzo de 2011


El pasado 3 de marzo este espacio cumplió su tercer aniversario. Si, “Manifiesto Bizantino” lleva ya tres años en la red haciendo de la postura de la contradicción con “consecuencia” un oficio malsano que pocos pueden o desean entender.

Aún recuerdo cuando comencé a elaborar en mi mente la idea de hacer un blog. Fue un poco difícil tratar de encontrar algo que definiera el espacio. Al consultarlo con muchos allegados y conocidos en el tema “blog” me decían que debía hablar de algo específico, pero yo no puedo hablar de algo específico por más que quiera, así que se me presentaba un dilema sobre cómo plantear el espacio.

Pronto decidí hacerlo libre de tales cadenas y, simplemente, dar rienda suelta a lo que mi imaginación, cólera o indignación fluyera. Jamás fue mi intención (y aún la mantengo) hacer de este espacio algo personalista, un diario absurdo, como suelen hacer muchos aprendices de bloggers que caen en la bobería de hacer de sus “espacios” terapias para sus problemas del corazón y sus bobas experiencias en el amor (esos son los peores).


Los primeros meses del primer año fueron un completo aprendizaje, el descubrimiento no de un hobbie sino de una convicción por expresar algo que pudiera interesarle a alguien, que lo haga reflexionar de la manera como a quien escribe le hizo reflexionar pues, ser blogger tiene una responsabilidad implícita que muchos no pueden ver, que muchos ni imaginan, pero que está allí, y es la de generar un feedback de experiencias por medio de la lectura, de la visión, de los temas presentados, un blog, en su esencia es un medio de comunicación más, y por tal, tiene una función, una finalidad.

Con sus altas y bajas, este blog ha sabido mantenerse en pie, firme a las convicciones planteadas en sus post, suelto de huesos, sincero y sobre todo, “particular”, tratando de no ser una repetición de lo que afuera se dice, se lee, se escucha, sino una opinión divergente, diferente, o en muchos casos similar, pero sustentando siempre el “por qué” de tal o cual posición.

En tres años de existencia hemos hechos grandes amigos bloggers que comparten ideas o gusto por el espacio (el cual siempre es recíproco), así como ganado detractores que opinan que el blog es, simplemente, un sitio lleno de basura desechable, llena de complejos y demás; a ellos también es necesario agradecerles puesto que M.B. no ha sido creado con la idea de “gustar” sino de ser una expresión de lo que está a la vista o no en la realidad, alrededor, en la sociedad, en las personas.


Con todo, solo queda por decir que este año continuaremos haciendo lo que sabemos hacer, lo que nos nace hacer, lo que nos gusta hacer, pensando y a la vez ignorando a quienes nos leen o puedan leernos. Y a pesar de lo dicho entendemos nuestro rol y función en esta basta experiencia y, al mismo tiempo, tan pequeña expresión, como es la internet.

Un año más de apostasía e iconoclastia cultural, para variar, os seguiremos hinchando las pelotas, os seguiremos jalando el hígado a todos quienes nos repudian con sorna y burla, os seguiremos deleitando con el sarcasmo hacia lo que creemos sectores o gente detestable, desechable, os seguiremos haciendo pensar con nuestros puntos de vista, muchos racionales, otros insalvables. Os seguiremos reventando la coronilla.

Related Posts with Thumbnails

Worldwide Visitors