Anhedonia – La incapacidad de experimentar placer –

viernes, 29 de octubre de 2010


Existen épocas en la vida cuando todo se torna distinto, cuando la recurrente pacibilidad y jovialidad de los días da paso a las sensaciones sin sentido, a las emociones extrañas, a la constante de sentirse insatisfecho, de experimentar vaciedad, cuando todo coexiste y todo parece caer en la nulidad.

Eso es lo que podría calificarse como “Anhedonia”, la pérdida de interés por las cosas de la vida, la eliminación de la satisfacción en la misma, la incapacidad de experimentar placer en situaciones, hechos, detalles, relaciones que en otros momentos si lo haría.

En un mundo desprovisto de sentido común, donde el valor absoluto es la autosuperación despiadada, la conquista del poder así esta sea pasando encima de los demás, donde el consumismo se puede el alimento de la vanidad y la tumba del espíritu, cuando los humanos perdemos nuestra esencia hasta caer en un estado de no retorno, los espíritus, las mentes susceptibles, sensibles a los reflejos e influjos de su entorno no encuentran otra respuesta ante la presión de una sociedad estrafalaria que el rechazo, la negación de los establecido, del placer concebido, de la satisfacción del mundo moderno.

Es cuando la Anhedonia se apodera de uno, cuando penetra las paredes del organismo, del tejido mismo del alma humana, no como un ente corruptor, todo lo contrario, se funde con tu ser, se hace parte de, indisoluble de tu naturaleza.

Cuando los que haces a diario te parece no trascender más allá de las fronteras de la monotonía, cuando tus amigos de siempre te resultan insuficientes y sus palabras parloteos de ovejas, cuadno las chicas que conoces te resultan simples, oscas, sin sentido, sin poco o nada que decir, expresar, nulas para hablar, lerdas para expresar, sin algo que ostentar que valga de verdad; cuando lo que solías disfrutar resulta insulso, escaso de sentido y resonancia a tus sentido; cuando la existencia o inexistencia de alguien resulta lo mismo que observar como se desfonda la tierra.


Clínicamente, es una etapa que forma parte de la depresión, lo más probable es que esto sea cierto, una reacción antes lo establecido, ante la insuficiencia de un mundo artificial creado por los propios humanos, una respuesta ante la deshumanización de los seres humanos, un salvoconducto para preservar la esencia misma, cuando esta palidece ante la irracionalidad del mismo hombre.

La mayoría de las personas la calificarían como un escape a la realidad. Debo decir que esto no es así; no se crea una vida, un aliciente alterno, se asume de otra manera, uno se distancia de lo socialmente establecido mas no se ajena del mundo, pues el mundo es su cariño, su pesada conciencia de lo que le rodea, el ensueño de poder sentirse conectado una vez más con él.

En tal, la Anhedonia no es solo uno de los componentes que forman parte de la depresión, sino que, entendido de otra manera, es la respuesta a un mundo sin valores, sin sentido, consumido por las banalidades asesinas, por la ausencia de incordura, cuando la cordura simula ser la enfermedad y la locura la cura, donde no basta la vida misma para sentirse humano.

Un reflejo de estos tiempos actuales.


Dejo este video como reflejo de un estado de este redactor......Charly, nuevamente vuelvo a creer en tí.



Related Posts with Thumbnails

Worldwide Visitors