El Oficio de escribir en el Perú

sábado, 30 de octubre de 2010


El inicio de la reflexión

Hace un par de días vi en un programa de televisión que conduce un personaje de apellido nipón conversar con un joven escritor de ya amplio reconocimiento internacional.

Huevearon un toque, luego, hablaron del Nobel, después, de sus novelas, de sus proyectos a futuro; es raro ver en la televisión de mi país hablar a un escritor pues, para efectos de rating, esto resulta un “Harakiri”, un suicidio televisivo. A nadie, es decir, a la gran masa de peruanos, le importa escuchar lo que tenga que decir alguien dedicado a las letras; demasiado digno, demasiado culto para esas burdas mayorías. Para mi y otros tantos, pues no.

Algo que desconocía este premiado escritor nombró, “vivo en España”, y sentí una decepción agobiante sobre mí. Escuché que tiene más de dos premios a cuestas y que por libro gana unos 100 mil euros; era demasiado, me sentí dichoso, pensé “Si se puede ser escritor en el Perú” con mucho orgullo; pero aquella emoción insuflada se desvaneció cuando esas tres malditas palabras zumbaron en mis oídos….

“Vivo en España”

De nuevo: “…..vivo en España…..”

No me jode que viva en España, ni tampoco me jodería si viviera en otra parte del mundo; me jode que no pueda conseguir todo eso estando en el Perú.

¿Por qué demonios los escritores de mi país tienen que migrar para obtener el reconocimiento?

Vargas Llosa se fue, Bryce se fue, Ribeyro se fue, Vallejo también se fue, otros más hicieron lo mismo, diversas razones tuvieron, pero se fueron y recibieron el reconocimiento que en su propio país les era ajeno.

¿Es acaso la sociedad peruana intelectualmente tan atrasada e ignorante que ignora a sus voces generacionales dando cabida a insulsas figuras miserables?


Pues si…….

La realidad cultural

Hoy más que nunca los mal llamados “poemas” abultados de notas chaladas; cuando la juventud da espalda a la lectura y, peor aún, a la inventiva literaria, relegándola a un hobbie de niños “guay” jugando a ser imaginativos y niñas fresas que llenan hoja de hojas con garabaticlosas de amor y príncipes dorados.

Cuando la literatura se descompensa en un mero entretenimiento a la batuta de niños bien colegiados de universidades burguesas cuya única expresión es la vida lisonjera, ligera, llena de ensoñaciones sin sentido, sin un mínimo reflejo certero de lo que les rodea. Cuando la abstracción llega a niveles de poca inventiva, harta pomposidad, nula introspectiva, carente de conciencia.

¿Por qué el oficio de ser escritor está tan venido a menos en el Perú?

Uno

Una de las razones bien podría hallarse en la escasa iniciativa e incentivo por parte del Estado; primero que todo hacia la lectura y; segundo, al fomento de la literatura, es decir, el consumo de obras, novelas, poemas, cuentos, ensayos, etc. Muchos podría refutar esto argumentando la existencia de la “Ley del Libro”, sin embargo y a pesar de su promulgación, ya han pasado un poco más de dos años y la situación sigue igual.


Dos

Otro factor, aunque tal vez muy subjetivo, es la perspectiva que la sociedad en su conjunto, el peruano de a pie, tiene de un escritor. A las personas, los escritores los aburren, sienten que no los representan, les son ajenos, extraños, ricachones, pitucones a los cuales uno no podrá igualar y/o superar. Sumado a ello, dentro del propio ceno familiar de las clases medias y bajas, que uno de sus integrantes intentase siquiera optar por la literatura, inmediatamente, se ganaría las mofas, burlas y el enojo de sus padres, familiares (a veces, hasta los amigos) haciendo uso de ese viejo refrán del Perú conservador: “te vas a morir de hambre si haces eso…..”


Tres

Y por último, pero no menos importante, la piratería, el gran mal que impide a escritores nacionales consolidarse en su propio medio, obligándolos a migrar a otros países donde las leyes protejan su arte, su obra. La piratería es la tara que desbarranca las aspiraciones de jóvenes escritores, de la necesidad de darse a conocer, de volver a publicar. La piratería frustra el surgimiento de escritores venidos de estratos no altos de la sociedad, y ni qué decir de aquellos provenientes del interior del país donde, incluso los letrados limeños, desconocen de dicha intelectualidad.


Sobre lo anterior

Comencé este post preguntándome el por qué de la necesidad de los escritores a irse del país y vivir de sus obras. Honestamente, no hizo falta una gran abstracción para llegar a la respuesta porque está allí, a vista y paciencia de todo observador.

No es oficio sano echar la culpa, únicamente, al Estado y su habitual desidia en temas de esta índole, NO, es culpa y responsabilidad de todos, unos por permitir y consumir bajo tontos pretextos la piratería (así como la música por mp3, jejeje) y porque la sociedad misma ha generado anticuerpos respecto al oficio de ser escribidor.

No debemos olvidar que un pueblo no solo vive de las cifras económicas, las celebraciones patrias, ni de la vida chusca de los ídolos de barro que hoy ensucian nuestra identidad. Son los intelectuales (y no los políticos) la voz de los pueblos, son ellos quienes mejor condensan los problemas, defectos, taras, virtudes y pujanzas de las naciones. No podemos aspirar a ser un país desarrollado si los hacemos de lado, si marginamos a la base “pensante” de toda comunidad, si desmerecemos el trabajo del artista, del músico, del escritor; pilares fundamentales en el desarrollo espiritual, social e intelectual.

Un país que excluye a los intelectuales, es un país condenado a muerte.

Anhedonia – La incapacidad de experimentar placer –

viernes, 29 de octubre de 2010


Existen épocas en la vida cuando todo se torna distinto, cuando la recurrente pacibilidad y jovialidad de los días da paso a las sensaciones sin sentido, a las emociones extrañas, a la constante de sentirse insatisfecho, de experimentar vaciedad, cuando todo coexiste y todo parece caer en la nulidad.

Eso es lo que podría calificarse como “Anhedonia”, la pérdida de interés por las cosas de la vida, la eliminación de la satisfacción en la misma, la incapacidad de experimentar placer en situaciones, hechos, detalles, relaciones que en otros momentos si lo haría.

En un mundo desprovisto de sentido común, donde el valor absoluto es la autosuperación despiadada, la conquista del poder así esta sea pasando encima de los demás, donde el consumismo se puede el alimento de la vanidad y la tumba del espíritu, cuando los humanos perdemos nuestra esencia hasta caer en un estado de no retorno, los espíritus, las mentes susceptibles, sensibles a los reflejos e influjos de su entorno no encuentran otra respuesta ante la presión de una sociedad estrafalaria que el rechazo, la negación de los establecido, del placer concebido, de la satisfacción del mundo moderno.

Es cuando la Anhedonia se apodera de uno, cuando penetra las paredes del organismo, del tejido mismo del alma humana, no como un ente corruptor, todo lo contrario, se funde con tu ser, se hace parte de, indisoluble de tu naturaleza.

Cuando los que haces a diario te parece no trascender más allá de las fronteras de la monotonía, cuando tus amigos de siempre te resultan insuficientes y sus palabras parloteos de ovejas, cuadno las chicas que conoces te resultan simples, oscas, sin sentido, sin poco o nada que decir, expresar, nulas para hablar, lerdas para expresar, sin algo que ostentar que valga de verdad; cuando lo que solías disfrutar resulta insulso, escaso de sentido y resonancia a tus sentido; cuando la existencia o inexistencia de alguien resulta lo mismo que observar como se desfonda la tierra.


Clínicamente, es una etapa que forma parte de la depresión, lo más probable es que esto sea cierto, una reacción antes lo establecido, ante la insuficiencia de un mundo artificial creado por los propios humanos, una respuesta ante la deshumanización de los seres humanos, un salvoconducto para preservar la esencia misma, cuando esta palidece ante la irracionalidad del mismo hombre.

La mayoría de las personas la calificarían como un escape a la realidad. Debo decir que esto no es así; no se crea una vida, un aliciente alterno, se asume de otra manera, uno se distancia de lo socialmente establecido mas no se ajena del mundo, pues el mundo es su cariño, su pesada conciencia de lo que le rodea, el ensueño de poder sentirse conectado una vez más con él.

En tal, la Anhedonia no es solo uno de los componentes que forman parte de la depresión, sino que, entendido de otra manera, es la respuesta a un mundo sin valores, sin sentido, consumido por las banalidades asesinas, por la ausencia de incordura, cuando la cordura simula ser la enfermedad y la locura la cura, donde no basta la vida misma para sentirse humano.

Un reflejo de estos tiempos actuales.


Dejo este video como reflejo de un estado de este redactor......Charly, nuevamente vuelvo a creer en tí.



Una pequeña historia sobre comunistas (PARTE VI)

martes, 19 de octubre de 2010


Alabado por todos los niños guay que juegan a ser rebeldes. Conocido como un verdadero revolucionario, un ícono pop a partir de su muerte, aquél que genera pasiones entre sus admiradores, lectores, seguidores y odios furibundos entre sus detractores, opositores, enemigos y demás. Esa es, en líneas generales Ernesto “El Che” Guevara, guerrillero de la revolución cubana, político del tercer mundo.

No hace falta decir que el líder e ícono comunista se ha vuelto parte de un “mainstream” que explota su figura para el mercadeo y la rebeldía adolescente, si, en esos años en que uno quiere darle la contra a todo, generalmente, sin razón ni son. Así mismo, desde el punto ideológico es un referente de la mentada “acción revolucionaria” por su dedicación, desprendimiento, apasionamiento y compromiso para con aquellos pueblos oprimidos y explotados por los amos capitalistas que no desean la libertad del mundo.

La vida de Guevara como un luchador romántico empieza, según la leyenda, a partir de sus andanzas por Sudamérica montado en su moto, para luego toparse con los conflictos de Centro América, aquellos que le harían re afirmar su compromiso socialista. En dichas tierras conocería al abogado exiliado Fidel Castro quien preparaba retornar a su isla de origen con un grupo de combatientes para derrocar a la dictadura sin vergüenza de Fulgencio Batista.

El resto de la historia, pues es ya conocido. A partir de entonces, Ernesto Guevara De La Serna dejó de ser quien era para pasa a ser el “Che”, guerrillero, político, pensador, ícono, todos los aspectos resaltables de su vida, de sus ideas, su vehemencia es resaltado por la cultura popular, por los movimientos de izquierda, pero ¿son estos todos los rasgos de la personalidad de Guevara? ¿Tan idílicos? ¿Tan románticos? ¿Casi utópicos?

Sus detractores arguyen que Guevara fue un asesino brutal, cruel, que tenía un ansia por ver la sangre derramada, que era despótico para con sus compañeros, que tenía un desprecio casi racista hacia los negros e indios, que detestaba a los cubanos, que no sentía misericordia por sus enemigos ni por sus familiares, que militarmente era un total ignorante, que las hazañas suyas hechas oficiales y sacramentadas por el régimen cubano no fueron ideadas por él y, por último, que rogó como un cobarde por su vida cuando se vio perdido en la espesa selva de Bolivia cuando fuera capturado.

Historiadores independientes y otros no tantos argumentan que bajo las ordenes de Guevara De La Cerna se llevaron a cabo ejecuciones sumarias, sin juicio previo, cuando los primeros años del gobierno de Castro en la isla caribeña.

A raíz de esto se desprende el siguiente documental que presentaré a continuación “Che Guevara: Anatomía de un mito” el cual es elaborado por los parásitos cubanos que viven en Miami. El documento fílmico data del año 2005 y fue presentado en muchos festivales de cine a nivel internacional (imagino que en todos menos en alguna sala de Cuba) causando mucha controversia y debate.

Puedo destacar este material por el hecho de presentar testimonios inéditos sobre el otro lado de Ernesto Guevara, sobre sus rasgos que románticos humanos. Sin embargo, cabe resaltar el encono con que se aborda el documental en si. No se puede decir que resalte por su objetividad pues se centra en los aspectos oscuros, negativos, brutales y crueles del guerrillero argentino. Así mismo, no hay un trabajo de contraste de dichos testimonios, y sin embargo, es totalmente factible que esto haya ocurrido así.

Sin más que agregar les dejo este interesante documento visual, lo analicen y revaloricen la idea que tenían sobre Guevara y su idílico romanticismo comunista.

Por último, no hace mucho han surgido documentos que afirman que el Che, tuvo ascendencia judía por parte de su madre. Solo me queda decir de manera despectiva ¡JUDIOS!


























Xelo

martes, 12 de octubre de 2010


I

Pareciera como si estos cinco años no hubieran pasado, como si fueran mucho menos, ya no siento el tiempo respecto a ti y a mi, no lo se, no lo entiendo, pero a pesar de ello, a pesar de las amplias distancias, de las brevedades de nuestros espacios, nuestros tiempos, desde hace cinco años y un poquito más habitas en mi corazón, en mis pensamientos, en mi ser.

Hoy, Xelito linda, es un hermoso día para recordarte, para sacar de ese baúl de emociones aquello que tu sabes que siento por ti, todo lo que guardo aquí, si, se que suena muy mamón, pero como ambos, a pesar de parecer estar en contra de todo, también amamos ciertas “mamonadas” que nos hacen ensoñar fantasías tu a tus ya más de 30 y yo con mi cuarto de siglo a cuestas.

II

Nunca nadie en mi jodida y bastarda vida pensó que yo era uno de esos sujetos que se metían en la red a buscar paliduchas europeas para enamorarlas, engatusarlas, exprimirlas y luego dejarlas, en otras palabras, en verbo lorcho peruano, nadie me dijo que yo era un “Brichero”, si, uno de sendas polendas, de intenciones malsanas, de deseos de manipulación y, si, tu Xelito, me lo dijiste en la cara, lo tecleaste con presunta conjeturación, y yo, estupefacto, solo atinaba a decir “¿cómo puedes pensar eso?”

III

Es extraño que hoy, en este tiempo, en este año, en esta semana, en esta noche magra, cuando la luna aún no se decide a sentirse llena que te escriba, que dedique este tiempo mero al hecho de querer decirte todas estas cosas, que ya las sabes, y sin embargo, hoy tienen un cariz especial.

Nunca te vi caer, jamás te escuché llorar, no se sobre las siluetas, idas y venidas de tu blanco y paliducho rostro, no entiendo acerca de la consistencia de tus cabellos, tampoco de las atmósferas de tus tetas, mucho menos de las cadencias de tus piernas, ni de la prepotencia de tus manos caladas a tu dedos, mas si reconozco en susurro tierno de tu voz española, esa que alguna vez me dijiste un tanto, solo un tantito, detestar.


IV

Sabes, ahora, mientras es casi la medianoche aquí en esta Lima que odio y adoro, escucho aquella canción que hace dos años y algo más me obsequiaste para subirme el ánimo cuando alguna depre aquejaba mi siempre extraña personalidad “The Waiting Room” de Fugazi, vaya que si me empila, vaya que si me pone de un humor cojonudo, animoso, y te recuerdo, y recuerdo aquellas conversas, yo el “indio tercermundista” y tu “la paliducha cosmopolita”.

El frío reflejo de un ordenador, el asqueroso sonido de una sala de chata que me indica que algo me has escrito, esos íconos apestosos que uso de cuando en cuando, mi bandeja de entrada cuando como por acto de magia s vislumbra una alerta con tu nombre y la sintética brevedad de tu mensaje no hacen sino llenarme de un mal sabor de boca que me lleva a extrañarte como pocas veces extraño a nadie, pues ya tu sabes que si algo nunca he sido es ser un tipo de nostalgias, de recuerdos constantes del pasado alejado.

V

Te digo, hoy más que nunca, en este período de mi vida daría todo por estar a tu lado, que tu estés al lado mío, que podamos salir a vagar, a caminar por las calles de Barcelona, por los museos de esa cándida ciudad, los antros de la perdición, o deambular por las viejas y roídas calles de esta pálida Lima, por sus aposentos, por sus cobijosos restaurantes, por sus deprimentes realidades, mirarte y verme feliz de tenerte al fin cerca, de poder escuchar Dinosaur Jr. mientras chupamos unas cuantas cervezas con un porro de marihuana al costado y una buena conversación.

Más que ayer, es cuando desearía que las distancias entre continentes, entre naciones y demás fueran nulas, que tu pudieras cruzar esa línea que nos separa, estar acá. Cuán buena sería nuestras vidas, lo sabes.

VI

No sabes. Conocer a tanta gente en este último período de mi vida ha sido una de las cosas más gratificantes que me ha podido suceder, personas a las que en poco tiempo he llegado a querer mucho, sin embargo, y como debes adivinar, todos estos son ocasionales, a los que casi no veo, en parte por las locuras del tiempo, de la vida, en parte por mi personalidad austera, mi carácter aislacionista, mi reticencia a querer ser como la mayoría a la hora de socializar, salir a las fiestitas guay, de andar de tragos sin ton ni son. Si, tu pregunta frecuente acerca de mi corazón, sabes mi historia, lo que me sucedió y sin embargo, no encuentro algo que me llene, que me haga sentir vivo, que me mantenga con la ilusión de seguir adelante con algo, tan solo acepto, miro, observo, luego me aburro y ya m quiero ir. Eso hice, quizás eso seguiré haciendo, se que he lastimado, pero es mejor cortar de una vez a dejar crecer las falencias de algo que está condenado a no perdurar, ¿no crees? Así hoy prefiero mi soledad, esa soledad que me resulta más estimulante que la compañía de alguna fémina con poco que decir, con nulidad de expresión, con bastedad de sin razón.


VII

Si te pudiera recordar por alguna canción lo haría en los primeros versos de Diamond Sea de Sonic Youth, porque se apega perfecto a lo que yo siento por ti, aunque, creo alguna vez te lo dije, esa canción está reservada a una persona que vino y se fue, tu sabes quien es, siempre ella, ¿lo recuerdas? Ahora no, en tanto aquí estoy yo y no quiero estarlo por siempre, como tu, seguramente.

VIII

Un vacío hondo me consume, muchos dicen que soy alegre, pero nunca me he visto así, por el contrario, creo ser un alma atormentada, muy sensible, aunque la gran mayoría arguya que padezco de insensibilidad, propensa a la depresión, al desgano, al desánimo, ¿qué puedo hacer? ¿Será esa mi naturaleza, mi querida Xelito? No lo se, ya no lo se, tu que eres a veces como yo, tal vez pudieras darme la respuesta.

Te quiero por ser ese hermoso ser que desde el principio ( a pesar de tus dudas) te mostraste, natural, sin atribuciones baratas, sin prepotencias impostadas, sin aires de ser quien no eres, solo tu y nada más, eso quiero, así te quiero. Y te quiero porque a pesar de ser la más lejana eres la más cercana entre todas dentro de mi corazón.

IX

No te olvides de mi, porque te quiero, porque soy más que tu amigo, casi una hermandad consagrada con penas, tristezas y gratas conversas, pues yo no tengo la intención de olvidarme de ti. No descartes nunca la idea que algún día nos veremos pues si sucederá, y cuando esto pase te daré el abrazo más fuerte y apretujoso que algún español mojoso te vaya a dar, eso lo puedes jurar (risas risotas) ese será uno de los días maravillosos de mi existencia. No olvides que te quiero mucho, que sean las circunstancias que se presentes anidas en mis pensamientos mas que cualquier otra persona que haya conocido último, que eres más importante que todas ellas juntas, que no tienes comparación, que hasta el fin de nuestra existencia y más allá tu serás “always” mi paliducha europea.

Mi querida Xelito.










La mentira de una sociedad civilizada

domingo, 10 de octubre de 2010


Hoy en día, la sociedad moderna se ufana de haber conseguido un grado de racionalidad único en contraste con lo incivilizado que fueron los siglos anteriores de la historia.

Una explicación

¿En qué se basa la civilización occidental del XXI para afirmar esto? Desde mi punto de vista son 3 lo pilares para esto. Que son:

- El sistema democrático.
- La declaración y defensa de los Derechos Humanos.
- La Globalización.

Esto se deriva dado que esta trinidad engloba criterios y fundamentos básicos por los cuales se pueden identificar la libertad, igualdad, acceso, información, modernidad, progreso.

El Sistema Democrático

Este se sustenta sobre el derecho que todos los pueblos tienen la facultad de elegir su destino, de participar activamente en la

Sus bases se sientan sobre los principios del libre mercado, bajo una óptica liberal tan arraigada que, así sean gobiernos de la social democracia o de izquierda, resulta difícil modificar sus reglas sin provocar una gran conmoción en la estructura económica y social de los pueblos.

vida política de sus naciones, de ser escuchado, de ser agentes de cambio.

Los Derechos Humanos

Los Derechos Humanos se alzan como el cimiento del sistema democrático, aquél que es capaz de luchar contra la corrupción campante, aquella que garantiza el respeto, el orden y la vida, de lo contrario, un mundo plagado de vejaciones y arbitrariedades nos aguardaría.


La Globalización

Es el fenómeno cultural del siglo XX y XXI, el mismo que ha provocado advenimiento de la Sociedad de la Información, del amplio conocimiento del que hoy se goza a nivel mundial, cuya herramienta son las comunicaciones masivas y el internet, su estandarte principal. Gracias a esto la humanidad tiene infinitamente más información que en todas las edades de la historia juntas.


El cuestionamiento


En resumidas cuentas, esto es lo que hace de Occidente un mundo civilizado, humano, igualitario, del que todos nos podemos enorgullecer.

¿Es esto verdad? ¿Somos una sociedad racional? ¿Una sociedad más humana? ¿Más justa? ¿Más consciente? ¿Más solidaria?

Todo parece indicar que no.

La Falacia del Sistema Democrático

La democracia, en su concepción actual es un error, una falacia, peca de ser inclusiva hacia el mercado y desdeñosa hacia las personas, la verdadera base del Estado. Es probable que Europa hoy esté desarrollando un sistema que logre un equilibrio entre la inclusión económica y la social, realidad opuesta y distante en las Américas, donde predomina la libertad económica, mas no la social, mucho menos la cultural. Es decir, el desarrollo llega a los grandes centros urbanos, a los sectores de ponderada comodidad, cuando las clases débiles e históricamente explotadas son condenadas al oscurantismo económico y por ende, el social.

No se puede decir que la democracia existe en países como estos, salvo el mercantilismo bajo las banderas del neoliberalismo.

La incompetencia de los Derechos Humanos

Los Derechos Humanos son como el socialismo; lindos en las ideas, perfectos en los libros como teoría, maravillosos como ensoñaciones, pero mentirosas en las reacciones, en los hechos, en la realidad.

Muchos afirman que la sola existencia del concepto y práctica de los Derechos Humano sirven para evitar derramamientos de sangre, genocidios, segregaciones y demás. Claro, esto quizás se puede aplicar a pequeñas naciones con poco o nulo peso internacional, no así con las grandes y/o de menuda importancia.

De ser esto cierto ¿Por qué se afirma que las guerras más crueles, las masacres más abominables, los genocidios más espantosos hayan sucedido en el pasado siglo XX y cuya tendencia se mantenga en el presente?

Los Derechos Humanos y sus defensores hicieron poco o nada cuando los turcos asesinaron sin piedad a más de un millón de armenios a partir de 1915. Los Derechos Humanos y sus defensores poco hicieron para evitar y/o sancionar a los comunistas rusos cuando aniquilaron de hambre a 7 millones de ucranianos en tan solo un año. Los defensores de los Derechos Humanos nada hicieron contra el bestialismo japonés en la China continental en los años 30`s y 40`s. Los defensores de los Derechos Humanos poca cosa hicieron para impedir esos grandes sin sentido que fueron las guerras en Corea y Vietnam. Los defensores de los Derechos Humanos nada hicieron para sancionar el genocidio brutal y despiadado del comunismo en Camboya. Tampoco se preocuparon en mediar cuando sucedieron los genocidios en las naciones africanas en los años 90`s, como el de Ruanda. Los Derechos Humanos se han mostrado incompetentes a la hora de defender a aquellas personas explotadas por los traficantes de diamantes en Sierra Leona. Los activistas pro Derechos Humanos solo hacían marchitas sin sentido una vez terminado el genocidio sucedido en mi país, Perú, a manos de los comunistas de Sendero Luminoso, el MRTA y la absurda respuesta de las fuerzas del Estado. Los defensores de los Derechos Humanos no se interesaron en mediar ante aquella gran estupidez que fue la tragedia de Kosovo.


Esto se debe a que la concepción misma de los Derechos Humanos fue hecha por las potencias para protegerse unas de otras y defenderlas cuando un país insignificante (caso EE. UU. – Irak) osara a violentar su confortable “Pax”.

La mayor ilusión de los últimos 100 años es tan solo la ficción de los países pobres e ilusos. Sin embargo, creo que este concepto es una verdadera plataforma para hacer que las sociedades sean más justas, ecuánimes y solidarias. El problema surge cuando este principio se politiza, se tergiversa a favor de una agresión sin justificación.

Un paradigma del cual falta mucho por legitimizar y delimitar.

La atrofiante Globalización

La Globalización, cuyo mayor baluarte es la información, pues asegura y garantiza el libre acceso irrestricto a esta, lo cual es algo que vale la pena rescatar. Así mismo, en esto reposan otros conceptos como la libertad de expresión, información y difusión.

Hoy hay más información que nunca y, sin embargo, las personas son más ignorantes, menos instruidas, mecanizadas por la sobre exposición de mensajes que no permiten asimilar y mucho menos reflexionar, tan solo la simple recepción de mensaje tras mensaje sin una respectiva introspección.

Sin embargo, nadie podría negar que este proceso se sustenta bajo preceptos netamente económicos en desmedro del aspecto socio-cultural. De tal manera, hoy existe mucha más riqueza que en épocas anteriores, la diferencia es que esta se concentra en un puñado de países que mueven los hilos de la economía, del mercado, del comercio. Es de conocimiento global que en el presente existen suministros para alimentar a humanidad entera y, sin embargo, África se sigue muriendo de hambre. Hoy existe mucho más de todo, pero tan solo los países desarrollados o aquellos en vías de desarrollo lo disfrutan, el resto solo sirven para elaborar burdas campañas de filantropía que nunca han hecho nada para solucionar los problemas, a pesar que la intención sea buena y excelsa.

La Globalización ha modificado las maneras tradicionales de hacer el comercio internacional, ampliando los ámbitos a donde llega el mercado, dinamizándolo, dándole tal importancia que ella marca la diferencia entre el desarrollo y el atraso.

Por eso, no es de extrañar que cuando una amenaza surge, no solo implica una amenaza al mercado externo, al proceso globalizador, sino al “sistema democrático” en si mismo. Es entonces cuando se prescinde de los Derechos Humanos para llevar a cabo las guerras en “defensa de la libertad” (de comerciar)

¡Vaya perorata de la que hoy se presume!

Incivilizados

No puede existir una cultura “civilizada” cuando la violencia impera, cuando la venganza es una moda, casi un valor, donde la vida es vida solo a través de la acumulación del bien económico, cuando la religión se muestra como la gran prostituta que lo infecta todo y con su halo de desvergüenza intenta alzarse como un bastión de la dignidad, de la moralidad (pero eso merecería un post aparte)

No se puede hablar de una cultura civilizada cuando se busca homogenizar al individuo buscando estandarizar al ser humano. No se puede pensar en una cultura civilizada cuando el respeto, la solidaridad y los vínculos ancestrales de unión son violentados, vejados, ignorados, pisoteados.

No podemos pensar que hoy somos civilizados.

A mi amigo Mario

viernes, 8 de octubre de 2010


Desperté de mi habitual sueño interrumpido, como todos los días dispuestos a levantarme para recrear como el día anterior y anterior a ese, la rutina de ir al trabajo, cuando mi madre, medio dormida, medio despierta, prende el televisor para despejar su mente con las noticias matinales.

No lo puedo creer, era algo que no esperaba, quizás todos aquellos quienes le leímos nos parecía algo no creíble.

¿Qué era?

Pues que Mario Vargas Llosa, el más importante (en mi opinión) de los escritores peruanos fue galardonado por la Academia Sueca con el Premio Nobel de Literatura.

A continuación, la noticia se regó a todo por todo el mundo y en el Perú, su país de origen, con el que ha tenido a lo largo de los años una relación de amor-odio hoy se llena de orgullo de alguien que a pesar de estar vigente, para la mayoría les suena indiferente, para muchísimos otros, un indeseado.

Acabo de leer el post en un blog que me parece más que interesante (artículo que recomendaré al final de la presente redacción) el cual me ha hecho pensar en las implicancias y el momento en que llega este galardón para MVLL, la lengua castellana, la literatura latinoamericana y por qué no, también para el Perú.

Nadie puede negar que hoy por hoy el Perú está de moda, nadie puede negar que estamos en boca de todo el mundo, que Machu Picchu se ha vuelto algo “cool”, que somos los mejores cocineros y comensales del mundo, que estamos a un pasito efímero de ser un país del “primer mundo”, que nuestra bonanza produce la envidia y cóleras de otros países que antes nos miraban con desdén. Eso, es lo que la industria cultural lorcha nos quiere hacer creer, y si, estamos mejor que en los 80, mejor que en los 90, pero aún, en pleno año 2010, en plena sociedad de la información, la mayoría de peruanos sigue teniendo los mismos problemas sociales, económicos y culturales que hace 20 o 30 años.

¿Se volverá la literatura una moda “cool” como lo es ahora la antigua ciudad de los Incas? ¿Será que don Mario pasará a ser un ícono para un país que, casi siempre le ha desconocido y que durante el decenio fujimorista lo veían peor que a un paria? No lo se, espero que no, porque supongo que MVLL será de todo menos alguien acorde a las modas del momento.

Entiendo que hay un gran grupo de personas, relacionadas a ciertas tendencias, a ciertas ideologías, a ciertos dogmas que satanizan la figura del escribidor acorde a su abierta militancia liberal, sesgando su juicio, y obviándolo en su genialidad como literato, como ensayista, narrador, expositor, articulista. Sin embargo, para muchos de ellos es fácil señalar a MVLL, pues claro, como no, cuando está totalmente “IN” ver al neoliberalismo y sus simpatizantes como el GRAN SATAN de Occidente. Sin embargo, para mucho de ellos, es pasado por algo, por agua tibia el hecho que otra mente maestra y genial como la de García Márquez sea un abierto partidario y defensor de regímenes abiertamente desfasados, asesinos y represores como el cubano o venezolano. ¿Actitud crítica para uno y espíritu mancebo para el otro? Como que las cosas no cuadran bien. Es decir, si eres mordaz, sin escrúpulos para uno, lo mismo deberías hacer con el otro, aunque este sea de tu mismo dogma o convicción. Eso es lo que creo.

Hoy recuerdo también la última gran contienda política del Perú cuando don Mario se embarcó en una aventura política a consecuencia de la inefable estatización de la Banca del entonces izquierdoso y disque revolucionario Alan García dando un histórico discurso en la Plaza San Martín donde daría inicio al Movimiento Libertad el mismo que llegaría a las elecciones de 1990 como FREDEMO (junto a partidos como Acción Popular y el Partido Popular Cristiano, alianza que quizás marcó su derrtoa) con un programa de abiertas y sinceras reformas liberales, una avasalladora crítica al sistema que el APRA había explotado hasta su saturación las cuales estos no dejaron pasar iniciando una campaña de desprestigio que concluyó con cederle el camino a un desconocido chinito, profe de la Universidad Agraria y quien se haría con la presidencia prometiendo todo lo contrario a la sinceridad del plan de gobierno de MVLL. Sin embargo, y una vez llegado el hijo de migrantes japoneses al poder, aplicaría todo el programa que el afamado escritor alguna vez planteó.

Ahora, 20 años después, ese chinito se encuentra tras las rejas por diversos delitos, y don Mario, reivindicado.

Es verdad cuando muchos dicen que este premio no es para el Perú, sino para la persona, para el escritor, para don Mario. Sin embargo, no podemos dejar de sentirnos orgullos por este mérito, por esa casualidad de haber nacido en esta tierra y, si algo podemos sacar de esto, no es colarnos de su éxito (como seguramente lo hará nuestro flatulento y obeso jefe de Estado) si no aprender de ello y sacarle el mejor de los réditos, es decir, el impulso de la cultura, el fomento de la misma, la formación de entidades sólidas que se preocupen por apoyar a los artistas nacionales, aquellos de antaño y sobre todo a aquellos que hoy luchan por dar a conocer su obra, para que este se descentralice dejando de concentrarse en los distritos clasemedieros con ínfulas de pituqueros, para expandirse a los distritos populares donde se encuentra la generación olvidada de los nuevos artistas, esos que hoy son ignorados por su lugar de procedencia, por sus bajos medios económicos; y que también pueda dar cabida a que los artistas del resto del país pueden tener el espacio que merecen y necesitan dentro de sus ciudades, dejando de lado al ancestral y anquilosado predominio de la capital en todo ámbito.

Por último, hoy quiero agradecerle a ese amigo que nunca he conocido, al que seguramente jamás conozca, pero al que siento tan cercano, tan próximo, tan mío y a la vez tan de todos, por todos esos maravillosos momentos que me ha obsequiado a lo largo de estos años, a aquél que me dio la capacidad para buscar otro tipo de literatura, quien me ayudó a volar con elegantes, sutiles y humanas historias, a ese que me hizo descubrir nuevas formas para mi redacción, a Mario, a quien respeto y admiro desde lo más profundo de mi corazón, nadie como tu merece hoy este galardón.

El triunfo es tuyo, pero también nuestro, aquellos quienes te leemos y te queremos.

P.D. quiero recomendar el siguiente enlace, y con ello el siguiente blog al que, por un buen amigo (también blogger) acabo de descubri.

http://lapizymartillo.blogspot.com/2010/10/por-fin.html


A continuación dejo dos videos, ambos de la televisión española: en el primero se relata la noticia de la premiación del Nobel, en tanto que la segunda es una entrevista en la que Mario habla sobre su basta obra, espero la disfruten.





A esos que hablan de “Cambio”

lunes, 4 de octubre de 2010

A esos que hablan de cambil, a esos que creen que las cosas va a cambiar, a aquellos que piensan que los que no optaron por sus opción son temerosos al “cambio”, déjenme decirles que no, que no es así.


¡Oh, verdad!

Todo parece indicar que las fuerzas de izquierda obtendrán la victoria en la elecciones municipales por la alcaldía de Lima, y con ello muchos entusiastas (con razón o sin ella) vitorean y celebran, la mayoría llenan sus estados del “msn”, sus posts de Facebook y Twitter, o sus reflexiones poco exactas en sus minúsculos “blogs” con alusiones a un supuesto “cambio”.

Sin embargo ¿Estamos ante un verdadero cambio?Mi respuesta es “NO”. Asumo que el trato entre la alcaldía y la población, en definitiva, mostrará un notable e innegable cambio, pero, estructuralmente no, tampoco en sus modos y usos, pues el sistema imperante necesita una gestión inalterable en el aspecto administrativo.

Lejos de la corriente

Por eso, mantengo mi posición en la que me declaro un inconforme porque la derecha conservadora y jurásica junto a la izquierda seudo progresista se disputen una administración edil, cuando existían otras opciones con más decencia, sinceridad, honestidad, mejor visión de futuro, más ganas de gerenciar que espíritu para parlotear. En fin, MUCHO MAS.

A esto, algunos personajillos me han increpado que “nada te parece”, que debería construir una “máquina del tiempo y regresar a la Italia fascista” nada más conveniente venido de gente tan poco divergente. Solo debo decir que no haría tal cosa aunque existiera porque, dentro de todo, venero y respeto a la tierra que me vio nacer, a esta nación orgullosa y con harto potencial para desarrollar y no porque tenga la doble moral que hoy lo niñatos “neo izquierdistas” usan entre lo que piensan, fabulan, contrastado con la realidad de sus acciones.

La falacia de “este” cambio

No se puede esperar el cambio te en tu plana de educación tienes a una camarilla de retrasados que por décadas no han hecho otra cosa que su esparcir su mediocridad a cuanto maestro y alumnos infectaran.


No se puede esperar un cambio cuando encuentras rodeado de grupúsculo, igual de mediocres, que consideran como “héroes” en sus arengas y proclamas a sujetos que durante dos décadas se dedicaron a traer la muerte, la ignorancia y el atraso en nombre de un ideal pervertido.

No se puede esperar algo llamado cambio queriendo simular ser tan SOFT como una galleta sin azúcar.No se puede esperar eso del cambio cuando tu partido no tiene otra figura salvo la tuya, condenándola a ese mal que padece la política peruana, el caudillismo (solo basta mirar el APRA de García, Acción Popular sin Belaúnde, el fujimorismo con su líder en prisión y a sus hijos que de a pocos parecen aburrirse de querer jugar a los políticos, etc) el mismo que una vez descartado, pasado de moda o muerto el líder, cae en la mayor desgracia al no haber desarrollado internamente una verdadera política de cuadros ni dirigentes.


Algo que no debes olvidar


Esto no es el renacimiento de la izquierda, nadie que tenga un poco de ojo crítico lo vería así. ¿Por qué? Simple, porque no hay un movimiento de masas tras este fenómeno. Lo que hoy acontece es, simplemente, algo meramente coyuntural. No, ningún cambio se puede avizorar, este no es el resurgimiento de las ideas zurdas, esta es la “Izquierda Villarán”. NADA MÁS.


Yo digo….

Si alguno pensara que soy alguien en contra del cambio, pues se equivocan. Soy de aquellos que más anhela un cambio, un nuevo viraje, en la manera de hacer política, en la manera de cómo el pueblo llegue a sus representantes, de cómo la sociedad peruana se pueda encontrar a sí misma, de cómo poder definir nuestra identidad y cultura nacional basada en hechos comunes y no importados de otras naciones. Quiero, ansío, lucharé por el cambio, pero no de esta manera tan espontánea, poco seria y mucho menos coherente.
El verdadero cambio aún está por llegar.


A esos tipillos, a esos “littles junkies” que andan divagando hasta por los pedos de las moscas en sus insignificantes blogs, solo les pido más orientación a la hora de querer razonar algo que vaya más allá de sus minucias del día a día. Un poco más de criterio a la hora de especular no les caería mal (*)

HAILZ!

(*) a modo de P.D.

El Fenómeno Villarán

sábado, 2 de octubre de 2010

Lima y todo el Perú se encuentra a puertas de un nuevo proceso electoral donde se elegirá a las próximas autoridades ediles, y como en pocas oportunidades, esta campaña se ha centrado en sobremanera en los ataques y contraataques de las dos aspirantes con más opciones a hacerse con el sillón municipal de la capital: Lourdes Flores y Susana Villarán.

Sin embargo, no es propósito del redactor de este post mencionar tales idas y vueltas propias de esta particular campaña; todo lo contrario, el objetivo es hablar de lo que considero como el “fenómeno Villarán”.

Antes de empezar

Todos saben de qué canteras proviene la “tía Susana”, todos conocen a sus amiguitos del SUTEP y miembros de ciertos grupos con insinuaciones bastante extrañas (como hacer arengas a los presos condenados por el delito de terrorismo del MRTA), todos saben eso, y también saben que la niña Lulú la acusa de que con ella viejos espantos del pasado volverán nuevamente a inundar los corazones y preocupaciones de los limeños. Discrepancias aparte, nada más falso.

¿Un logro?

Susana Villarán ha logrado algo que sus antecesores de izquierdas no han conseguido desde la fracturación de la clásica “Izquierda Unida” (IU) y es congregar no solo a diversas agrupaciones sino también a diversos sectores de la sociedad bajo una nueva idea de la llamada por muchos “izquierda liberal”.


Ovejas Progresistas

Pero ¿es acaso esta adhesión a la propuesta de Villarán y los buenos muchachos de Fuerza Social un compromiso consciente, serio y acorde a las aspiraciones de esta agrupación política?

No podemos negar que muchos si lo están, pero la gran mayoría, a percepción de quien escribe lo hacen por cansancio, otros porque en fin “que se va a hacer”, es mejor a la tía Lulú, otros porque esta de moda, es IN ser de izquierda, ser un rebelde aburguesado, un revolucionario de finos estantes, un pensador progresista de tonitos “pijos” donde el trago y la rica hierbita corren como la sangre que el comunismo hizo verter en todos los países donde se instaló.

Un observador acucioso, imparcial, sin los sesgos propios de grupos como el de Villarán y de Flores Nano, se daría cuenta que las intenciones de la primera es, innegablemente, buena, pero generales, sin visión, sin concreción, demasiado ambiguas, muy bonitas, eso si, pero muy generales; terreno en el que su oponente principal se ha mostrado más lúcida y correcta.

Buscando la razón de “El Gran Salto”

Pero ¿cómo alguien desconocido para la gran mayoría ha logrado en tan poco tiempo repuntar de esta manera tan vertiginosa?

Para mi la respuesta es sencilla, y se debe a lo mediática que es la señora en mención. Muchos de sus seguidores, defensores y militantes aseguran que esto se debe a las ideas propuestas, pero yo me pregunto “si sus propuestas han marcado la diferencia en su ascenso ¿por qué no superó siquiera el 5 por ciento en las presidenciales de 2006?”

Para esto hay tres razones:

Primero, había alguien quien se autoproclamaba de izquierda mucho más mediático y acaparador que ella, me refiero a Ollanta Humula, quien estuvo a pocos puntos de hacerse con la presidencia. En ese escenario, la propuesta de Villarán como presidenciable hacía menos que cosquillas en los medios de comunicación ávidos de morbo y de alguien “faranduleable” al estilo García, Lulú u Ollanta, perfil en el que la candidata de FS, obviamente, no encajaba.


Segundo, la salida del judío Alex Kouri como candidato a la alcaldía de Lima, sin la cual, doña Susana no hubiera tenido el repunte que hoy la favorece. Eso, nadie lo puede negar pues, a pesar que estaba en aquél momento en tercer lugar, se encontraba muy, pero muy por debajo de los candidatos de Cambio Radical y Unidad Nacional.


Tercero, y quizás el más importante, el apoyo de medios de comunicación; en especial del padrino tácito de la candidata de Fuerza Social, el afamado escritor Jaime Bayly, quien en su espacio televisivo se ha encargado de hacer una campaña desvergonzada, parcializada y poco ecuánime, que la ha puesto en boca de todos, haciéndola popular, llevándola a hacer presentaciones burdas en cuanto programa burdelero se le invitara, a hacer las veces de panfletaria en un programa donde ridículos famosos demuestran su estupidez haciendo bailecitos para el entretenimiento estúpido de las masas acéfalas.


Podría haber otras razones, pero estas son las que considero de mayor relevancia. ¿Que Susana Villarán ha subido en las encuestas y preferencias por sus propuestas? ¡Háganme el favor! Cualquier entendido en la materia entiende que la idiosincrasia electoral del peruano no se maneja en los parámetros de la lógica, por el contrario, esta se muestra primordialmente inestable, irracional y emotiva. Hace mucho, que ningún candidato gana por sus propuestas sino por el “feeling” que transmita: lo hizo Alan en el 85 con su verbo florido y su pinta; lo hizo el Chinito en el 90 con su carita risueña y su discursete de ser un tipo honesto; lo hizo el cholo Toledo en 2001 con su florito de ser un indio de Harvard, un cholo venido de los estratos olvidados de la sociedad; y lo volvió a hacer Alan en 2006 con su mea culpa a media caña y soltando, nuevamente, la magia de su verbo florido; lo mismo sucede con la alcaldía.

Quemando

Ese es el panorama y no hay más. Muy atrás quedaron opciones que se muestran más serias, más honestas, menos politizadas, más gestionarías y menos burocratizadoras ¿Qué sucedió, entonces? carecen de feeling, de impacto mediático, de esa actitud pacharaca para encandilar a un electorado siempre desidioso, sobre todo en una juventud con ínfulas apolíticas, pero que hoy por hoy se deja arrastrar por una moda que siempre en teoría y avance se muestra atractivas pero que en los hechos, en la acción se muestra parasitaria, estática, poco transformadora y por el contrario, muy atrofiadora.


Ese es, a mi criterio, el “fenómeno Villarán”, un montón de ideas lindas, bien pinceladas, muy al estilo leche Gloria “light”, a lo Coca Cola “diet”, cuando es sabido que una bebida que contenga esta etiqueta contiene el mismo grado de calorías de aquellas que no, solo bastase mirar los componentes con que las hacen. ES LO MISMO.


Epistolar *

Por último y para terminar, hago un llamado a todos a que este domingo 3 de octubre no voten por la vieja derecha anquilosada, cucufata, pacata y conservadora que se muestra abiertamente cerrada a un cambio verdadero; ni tampoco por esa izquierda llena de revolucionarios de biblioteca, niños guay jugando a ser rebeldes, de pensadores burgueses que pasan el tiempo pensando en su país desde su “depa” IN de un distrito acomodado, ni tampoco en aquellos que se encuentran rodeados por grupúsculos que no han hecho sino traer atraso, muerte y parasitismo a nuestra sociedad.

Luchemos por buscar un nuevo camino alternativo a estos parias del pensamiento que hoy quieren vendernos sus propuestas demagógicas y sin sentido, luchemos por una verdadera unificación nacional basada en principios socio-culturales y no en la homogenización de nuestra cultura ni tampoco en la liberalización descarada de nuestra identidad. Un Perú verdadero es posible.

HAILZ!


(*) a modo de P.D.

Related Posts with Thumbnails

Worldwide Visitors