Historia de una pandemia I: el Ébola

domingo, 25 de septiembre de 2011


El siguiente es un documental de la cadena National Geographic acerca de una de las enfermedades (sino la más letal) más mortales que puedan existir, el Ébola, virus mucho más mortal que la “peste rosa” o SIDA, donde ambas comparten similares orígenes geográficos como África, que ambas atacan el sistema inmunológico del ser humano, pero la primera incuba y ataca de una manera, infinitamente más rápida.

Ébola

El ébola forma parte de los filovirus (o filoviridae) que atacan el sistema inmunológico, el cual se muestra incapacitado de dar una defensa correcta al organismo. Se sabe que sus orígenes están en África y que en la bastedad de la jungla de encuentra el “reservorio” de dicha enfermedad, sin embargo, este reservorio vital no ha sido identificado hasta el día de hoy.

El nombre de esta enfermedad se debe al lugar geográfico en donde se detecto el primer brote de este virus en 1976 en el río Ébola, ubicado en la actual República Democrática del Congo (antiguo Zaire).

Se sabe que este virus incuba sin ningún tipo de síntoma en un rango de 5 a 12 días, por lo general, para luego empezar a producir hemorragias por ojos, nariz y boca, para luego manifestarse en cada orificio del cuerpo. Con fiebres altísimas, imposibilidad de la persona para moverse, dolores musculares, abdominales, fuertes dolores y molestias en los tejidos de la cavidad craneana, por nombrar los más destacados.

De esta manera, el hígado es uno de los órganos más afectados, cuyas paredes se abren y hacen posible las hemorragias interminables, donde el 90 por ciento de personas afectadas mueren, principalmente, a causa del choque hipovolérico a consecuencia de la excesiva pérdida de sangre.

Esta enfermedad se transmite a través de la sangre infectada, un simple estornudo, el moco, el sudor, la orina, vómitos.

En la actualidad, se han detectado 5 tipos de Ébola con diferentes características entre sí:

Ébola-Zaire.- detectada en 1976 en la ciudad congolesa de Yambuku cuyo primer caso fue el profesor de 44 años llamado Mabalo Lokela. Su diagnóstico fue malaria. A los 14 días, murió.

Este tipo de ébola tuvo otro rebrotes en noviembre 1994 – diciembre 1995 en Gabón cobrando 29 vidas; abril – junio 1995, en Zaire, dejando un rastro de 256 muertos; enero – abril 1996, Gabón, donde se cobró 68 víctimas; octubre 2001 – marzo 2002, Gabón/República Democrática del Congo, donde fallecieron 96 personas; diciembre 2002 – abril 2003, República del Congo, donde murieron 128; noviembre – diciembre 2003, República del Congo, 29 vidas perdidas; abril – octubre 2007, República del Congo, 187 muertos.

Ébola-Sudán.- cepa encontrada en 1976, supuestamente, ubicada entre los trabajadores de una fábrica de algodón en la ciudad en Nazra (Sudán), sin embargo, no se encontró el agente que originó este brote que infectó a 285 matando a 151 de estos.

Otros brotes de este tipo se dieron en: 1979, Nzara-Sudán, 22 fallecidos; 200 – 2011, Uganda, 224 muertos; 2004, Sudán, 7 víctimas.

Ébola-Reston.- 100 macacos importados desde Filipinas a Reston, Estados Unidos, se encontraron infectados, el cual no afectó a ningún humano. Sin embargo, 6 de los encargados de estos animales dieron positivo dado que tuvieron exposición previa con el virus.

Por otro lado, recientes casos en Filipinas dieron resultados positivos de esta enfermedad del contacto humano con cerdos infectados.

Ébola-Tai Forest.- detectada en Costa de Marfil, el 1 de noviembre de 1994, cuando se encontró en el bosque que lleva este nombre el cadáver de dos chimpancés cuya autopsia reveló que sus corazones tenían sangre marrón y otro tenía el pulmón “encharcado” de sangre (valga la redundancia). Tiempo después, se encontraron más primates muertos y cuyas pruebas dieron positivo a la enfermedad. Sin embargo, una de las investigadoras resulta expuesta e infectada con esta cepa, desarrollando síntomas similares a los de la malaria o el dengue; para ello, fue transportada a Suiza, donde fue tratada y tras un par de semanas estaba, complemente, curada.

Ébola Bundibugyo.- en Uganda, frontera con República Democrática del Congo, noviembre de 2007, el ministerio de Salud de este país confirma que la fiebre hemorrágica ha cobrado la vida de 35 personas tras haber infectado a 127 fue consecuencia del ébola. Las investigaciones hechas por el Laboratorio Nacional de Estados Unidos y el Centro para el Control de las Enfermedades de la OMS, confirmaron que, efectivamente, se trata de una nueva cepa del virus.


¿Pandemia?

A pesar de los avances, aún no se ha podido encontrar una vacuna segura que cure o prevenga a los humanos de esta enfermedad, lo cual es preocupante, sobre todo si pensamos que sus síntomas son letales y el hecho de destruir los órganos de una manera tal, que las propias defensas del organismo no pueden hacer, prácticamente, nada. Alarmante sería la situación si el virus encontrara la manera de mutar y transmitirse exitosamente de animales hacia los seres humanos, el efecto sería mucho peor y más catastrófico que las hasta ahora 22 millones de víctimas que se ha cobrado el SIDA.

Espero observen este documental y no lo vean como algo lejano porque de la forma como corre el mundo moderno, lo que pasa en África podría pasar mañana en Europa, en Estados Unidos y lo más probable es que en pocas semanas llegase a zonas como estas.
















Related Posts with Thumbnails

Worldwide Visitors