Memorias de APEC

lunes, 8 de diciembre de 2008

APEC se muestra como una de las ventanas más importantes con las que cuenta el Perú para poder desarrollarse. A pesar de esto quedan muchos puntos que la población no puede entender. ¿Qué beneficios nos traerá? ¿Qué implica un TLC con China, cómo nos afecta?

¿Qué es APEC?


Aunque ya sea una noticia vieja creo que es importante hablar de la APEC. Hay aún muchos aspectos que no han quedado claros con relación a esta cumbre que, sin duda alguna, se ha mostrado como la más importante de los últimos años y aquella que sirve como ventana de promoción para lo que tiene que ofrecer nuestro país al mundo.


El Foro de Cooperación Económica Asia Pacífico se creó en el año 1989 por el entonces primer ministro de Australia, Robert Hawke para crear un sistema que ayude al desarrollo de las economías de esta región que es donde se encuentra el nivel productivo más alto del mundo, en especial la zona asiática.


Los países que la conforman son 21 poseyendo miembros tan destacados como la China, el Japón, Corea del Sur, Singapur, Taiwán o Hong Kong, Estados Unidos y Canadá. En tanto que los representantes latinoamericanos son México, Chile y el Perú.


Cabe señalar que este Foro tiene como particularidad el hecho de no concretar ni firmas, ni tratados, al contrario se llegan a acuerdos de palabra en que cada economía se compromete a cumplir tales o cuales decisiones realizadas de manera colectiva.


El Perú y su vitrina al mundo


Este año que ya se nos va el Perú fue el país anfitrión de tan importante evento, lo que demandaba una responsabilidad única de mostrar las bondades y las oportunidades de inversión que nuestro país es capaz de ofrecer a las economías extranjeras.


No se pase por alto que en los últimos años la apertura comercial que ha tenido el país ha sorprendido a nacionales y foráneos, la recuperación de la economía, la estabilidad de la que goza su economía no se pueden negar. Así mismo, como la venida de nuevo capital extranjero para trabajar en diversos sectores de la producción ha hecho posible que el Perú sea el anfitrión del APEC 2008.


Ahora bien, lo importante era mostrar un rostro positivo, predisposición a la acción que demanden las nuevas medidas ante la crisis. Pero sobre todo llegar a acuerdos comerciales por separado con diferentes economías, sobre todo con China, Japón, Taiwán y Corea del Sur.


Con relación a China se ha firmado ya un TLC, palabra maldita para unos, ¡esta bien! Un acuerdo de Libre Comercio (¿eso te suena mejor?) que, por lo general no ha traído mayor controversia que la del asunto de los textiles que muchos aducen será perjudicial para la empresa textil nacional que no tendrá como competir ante el baratísimo producto chino. Y pueden que tengan razón. Sin embargo, el gobierno ha declarado que de suceder esto tiene previstos planes de contingencia para solucionar este problema.


Es verdad, puede afectarnos y en sobremanera, ya que por lo general los acuerdos de Libre Comercio tienden a perjudicar ese sector nacional donde no podrá competir con la empresa extranjera, esto no va tanto por la calidad del producto de afuera que, ciertamente, nada le tenemos que envidiar, sino al precio. Comparemos.


Si una persona X acude a Gamarra a comprarse unos polos y en encuentra en la misma tienda material nacional a 25 soles la unidad y otro chino a 18 soles, mismo estampado, material y demás, se sincero ¿cuál preferirás tu? Creo que a luces la mayoría escogerá la segunda opción ¿por qué? fácil, está más barato y te permite guardar unos soles para poder adquirir algún otro accesorio. Y es que a la hora de consumir algo, poco cuenta la nacionalidad, o la intencionalidad de comprar, si no el peso de poder adquirir más, la necesidad de guardar ese sencillo que seguramente te salvara de un apuro o simplemente te permitirá completar una chancha para otra cosa. Es así, al consumidor en verdad poco le importa comprarle al Perú, a Chile, a Estados Unidos, a Europa o a la China si es que esto esta cada vez más barato.


Por otro lado, es conocido que el gobierno de Corea del Sur esta dispuesto a entrar en conversaciones para negociar un TLC con nuestro país lo cual sería muy beneficioso dado su alto conocimiento e industria tecnológica, muy superior a muchas en el mundo. Lo mismo sucede con Japón pero su primer ministro, Taro Aso ha preferido primero consultar con los empresarios nipones antes que asegurar algo al gobierno peruano.


Del mismo modo, otro país con el que se han afianzado relaciones comerciales y de cooperación ha sido con Rusia, de quien podríamos aprovechar los antiquísimos lazos de ayuda militar a nuestro país para repotenciar el armamento militar y policial que permita llevar a cabo una lucha efectiva en contra del narcoterrorismo que todavía persiste en la zona denominada VRAE y que ya va causando las bajas de docenas de efectivos, lo cual merece un post aparte dada su importancia.


El Gran Salto hacia la Huachafería Jurásica


Pero claro esta que no iban a faltar a hacerse “sentir” aquellos inconformes que nunca estén de acuerdo con lo que cualquier gobierno haga. Me refiero a los personajes de esa izquierda clásica que antaño pareciera de vanguardia y que ahora no sea sino aquél Rex de Jurasic Park que tan solo sirve para gritar, devorar olvidándose que tiene que evolucionar.


CGTP, Patria Roja, algunos miembros destacados de la izquierda como Javier Diez Canseco intentaron hacer una movilización en señal de protesta por la presencia del impresentable presidente de Estados Unidos, George Bush a quienes llaman genocida, asesino y tantas cosas más. Y claro, no les doy la contra porque tienen la razón, pero me pongo a pensar, acaso a los líderes que ellos exaltan, Lenin, Stalin, Mao no fueron acaso igual de sanguinarios e incluso mataron millones. Pero en fin, ya lo dice el dicho “al perro le gusta mirar la cola ajena en desmedro de la suya propia”


Resulta un poco chistoso, no se si patético ver a los “huelguistas” ser preguntados la razón por la cual hacen arengas anti Bush y estos solo responder “porque es un asesino, es un genocida” y no aportar nada más.


La mentada marcha tenía planeado convocar a un número considerable de gente, pero ver la plaza Dos de Mayo era darse cuenta que ese discursito desfasado, sin ton ni son en los tiempos actuales, donde ir contra la corriente implica vociferar cualquier estupidez de mediano raciocinio, cuando la gente no le interesa salir a marchar porque siente que su trabajo es más importante, cuando muchas personas viven cómodamente y otras que no se esfuerzan por salir adelante saben que es una perdida de tiempos esa cuestión de las marchas. Es entonces cuando se debe buscar otras maneras de calar en la población, pero estos señores salidos de una fantasía Spielbergiana se rehúsan a dejar el parque donde pueden vivir sus sueños radicaloides, colectivizaciones, nacionalizaciones, etc, etc.


La gente no les tomará atención hasta que deslinden con ese pasado que no volverá por más que lo añoren, y ni su odio a Bush ni su apego a Chávez hará que obtengan el antaño apoyo sino miran primero los añejos y polvorientos pilares de sus luchas pasadas para como toda doctrina materialista en constante transformación se reformulen y sean la oposición de izquierdas que en realidad el Perú necesita.


Aprovechar y progresar


Lo que nos enseña la APEC, desde mi punto de vista es que el Perú todavía tiene mucho por recorrer para lograr un desarrollo integral de la Nación.


Si bien es verdad que las cifras macroeconómicas son muy beneficiosas como nunca antes, es menester de quien habla decir que esto no se ve aún reflejado en los bolsillos de la gran masa de la población. No soy un experto en estos temas, pero me aventuro a insinuar que deben crearse los mecanismos adecuados para que esta macro estabilidad se convierta en micro estabilidad, para amas de casas, que la promoción del empleo crezca.


Para todo esto, para poder competir en equilibrio de poder con las economías asiáticas, creo algo de total primacía la descentralización del Perú. Esto expurgará la burocracia y las trabas administrativas que sufre nuestro Estado. Del mismo modo, posibilitará que el reparto de la riqueza no sea desigual y centralizado como lo sigue siendo hasta ahora. Evitar lo que Mariátegui llamaba, una “Descentralización Centralizada” este debe ser un proceso en común acuerdo, oportuno, dirigido horizontalmente, no desde Lima quien tendrá un papel no de control sino de colaboración como las demás regiones. Claro, este es un proceso de largo aliento, que no se podrá realizar ni en uno ni dos gobiernos.


Así mismo, la cooperación internacional servirá para ir potencia sectores de la producción y dar pasos seguros hacia la industrialización del país. Dejar de pensar en el Perú como un país de economías modistas, siempre adaptándose a las modas del momento (antes el guano, luego el caucho, luego el azúcar, el petróleo, etc) pasar de una economía de materias primas por otra con aditivo. Es decir que si antes vendíamos espárragos ahora exportemos espárragos enlatados.


Siguiendo con este punto, me parece importante los lazos a desarrollar con países tecnológicamente avanzados como Corea del Sur o Japón, quienes podrían traer sus industrias de autos, computadoras, televisores o celulares, software, etc, lo que generaría una gran entrada de divisas, pero no solo eso; lo mejor es que podríamos aprovechar estos conocimientos para que poco a poco empecemos a desarrollar una industria tecnológica, que es aquella que más futuro y progreso genera.


En pocas palabras, APEC no resulta una mesa reuniones para debatir las crisis, obviamente importante dado el contexto, sino que puede generar ese salto que el Perú espera y merece. En un mundo que se mueve a la deriva por repentinos cambios económicos y estructurales a países aún en vías de desarrollo no nos queda otra que tratar de sacar provecho de las ventajas y desventajas de las grandes economías.


Es verdad que todo esto suena muy liberal, y es posible que lo sea, pero a aquellos que todo critican, que ven una mano negra en todo lugar, díganme, ¿Qué proponen ustedes aparte de ver “peros” donde sea? ¿Qué otra solución de progreso aparte de decir que el sistema liberal es una basura y que Bush es un genocida encuentran? Pónganse a pensar un momento. Reflexionen. Es cierto que este sistema es defectuoso, y desprovisto de una mirada social, pero tampoco podemos negar que la manera de salir del estanco social es a través de la inversión, y aunque a muchos les duela el Estado peruano no tiene la capacidad administrativa para realizar buenas inversión lo cual tampoco me lleva a pensar que hay que reducir su participación. Este debe servir para controlar, promover y claro, también invertir en la medida que no sea lenta, infructífera ni llena de corruptelas.

Un round más: Chile y Perú

Una historia de nunca acabar

No hace más de dos semanas que se conocieron las expresiones de tinte antichileno del ex comandante general del ejército peruano general Edwin Donayre en caso de una supuesta agresión de nuestro vecino país del sur.


Es sabido que las relaciones con Chile, por una u otra razón siempre se han visto en diversos contratiempos por obstáculos que muchas veces no tienen explicación o razón.


Es verdad que aquella reunión se llevaba a cabo en un ámbito privado, pero cabe señalar como lo destacan algunos analistas, que si bien esta se llevo fuera de la esfera pública el asunto cambia cuando aparece un Donayre hablando con su uniforme de general, provocando que todo lo dicho, entonces, tuviese una trascendencia colectiva.


En Palacio y la Cancillería la reacción peruana fue rápida, por parte del presidente García quien se comunicase con su homóloga Michelle Bachelet para darle la noticia de estas desafortunadas expresiones, recalcando que no era la posición del gobierno ni mucho menos del pueblo peruano.


Al día siguiente la bomba estalló tanto aquí como en Santiago donde algunos políticos lamentaban el impasse mientras que otros como el señor Foxley haciendo despliegue de mucho desparpajo político ordenaban la destitución del mencionado general a lo cual el gobierno se rehusó a aceptar.


Seis días después, Edwin Donayre dejaría el cargo, no por razones debidas a sus expresiones sino a que ya estaba programada para el 5 de diciembre su salida del puesto.


Espinoza revelación


Pero, ¿quién es el responsable de la difusión de este audio? Nada más y nada menos que el impresentable congresista Gustavo Espinoza quien tiene en sus haberes una famita por grabar conversaciones usando, de preferencia, la tecnología celular.


Ya se sabe las polémicas expresiones del congresista Carlos Torres Caro hiciera en octubre pasado. Después aparecieron las declaraciones de un personal del ejército de la II Región en que hablaba de los manejos sucios que el entonces comandante general Donayre hiciera con los cupos de gasolina. Y ahora último, las declaraciones de este mismo personaje sobre Chile.


Quizás esto no hubiera pasado a mayores si este señor no hubiese enviado aquella grabación a parlamentarios sureños ¿Por qué hizo aquello? ¿Acaso alguna animadversión con Donayre lo llevó a semejante acción? ¿Ánimos de popularidad? La razón que haya sido, ese acto ilógico (por no decir ESTUPIDO) casi lleva a nuestro país a tensiones diplomáticas de seria consideración.


Y es que este sujeto, Espinoza, parece darse de tener un espíritu moralizador, muy gallardo él sale a decir que si se encontrase a Donayre le enfrentaría, pero, digamos la verdad, ¡perro que ladra no muerde!, así que, por favor, señor Espinoza, deje de lado la peliculina del “machito” cuando lo que en verdad es usted un residuo de capataz de hacienda serreña que solamente sabe fustigar el látigo para hacer bulla mas no para la buena conducción de la tierra.


Algunos parlamentarios están pidiendo su desaforo, es decir, que este señor sea reemplazado por aquél congresista a quien le tocase el curul detrás de él. Otros van un poco más allá y exigen se le procese por “traición a la patria”, a mi opinión un poco exagerado pero que, ciertamente, dada la persona a la que se refiere caería a pelo con su estilucho de “hacer política”, huachafa y animal.


¿Quién dijo que era Xenofobia?


No me resulto personalmente extraño que muchos políticos mapochos manifestaran abiertamente que el Perú sufría de un sentimiento antichileno. Perdón ¿los peruanos antichilenos? Si no recuerdo mal, son los chilenos quienes han mostrado por diversas razones sus antipatías a nosotros y, quizás no sea su culpa, sino la de sus gobiernos que tras la guerra del siglo XIX se encargaron de fomentar una imagen negativa del Perú. Y eso, déjenme decirles, es de amplio conocimiento.


En mis 23 años de vida, y lo puedo asegurar, no recuerdo actos de peruanos contra chilenos, todo lo contrario, recuerdo docenas de agresiones a peruanos por parte de chilenos, pero claro, entonces el Perú se porta con decencia y sin tratar de agrandar el asunto, pero imaginen de haber sido a la inversa. No dudo que las autoridades chilenas saldrían a protestar por la “mala fe” que tenemos los peruanos contra ellos.


Hemos presenciado como los chilenos se han molestado, y con justa razón, pero nadie en la alta oficialidad negará que seguramente comandantes, generales o coroneles mapochos hagan comentarios del mismo corte.


Si acusan al Perú de xenofobia, me atrevo a decir que si esta existe es debido a la actitud siempre arrogante, de dueño de la hacienda que Chile ha tenido desde hace mucho con nosotros. No digo que esté bien, pero es una reacción lógica que poco a poco las dos posturas terminen radicalizadas y esto parece ser el desenlace de esta tragicomedia que son las relaciones entre ambos países.


No negaré que saber que los chilenos pisen mi país, que sus empresas nos inunden me da pavor, temor y hasta cólera, ergo, siento que esa sensación de una animadversión que va más allá de si el pisco es peruano o no (cosa que lo es, NO HAY DUDA DE ELLO) las 200 millas o haber perdido Tarapacá y Arica. Es algo que trasciende a todo ello.


Así como el peruano no produce seguridad ni confianza a muchos chilenos, la misma situación se torna aquí en Perú.


Si, mi general


Salido Donayre, las autoridades chilenas, en especial el señor Foxley expresó que el ex comandante general en ningún momento había rectificado sus palabras hacia Chile, pero esto no es del todo cierto ya que en diversos medios de comunicación hizo públicas sus disculpas “si es que pudo haber ocasionado alguna distensión entre las dos naciones”.


Lo importante de todo este asunto es que el impasse ha quedado resuelto para bien de ambas naciones que aspiran a tener unas buenas relaciones entre naciones, a convivir en democracia, libre competencia. Sin embargo, en ambos bandos existe la rancia politiquería que busca a través de viejos odios que enciendan la leña que arda la pradera, el ciudadano de a pie no quiere problemas con sus hermanos, tampoco con sus vecinos.


Si vivimos llenos de rencor, odios y viejas pasiones funestas ambos pueblos estamos condenados a cegarnos con esa llama oscura que nubla los sentidos de la realidad dejándonos abordar ese pequeño bote, antiguo, maloliente que es el chauvinismo oportunista que ahora abunda por estos lares.


Esperemos peruanos y chilenos, que si ayer fue la guerra del pacífico, luego la devolución de los territorios ocupados, más tarde los límites marítimos, después la controversia del pisco y ahora último las expresiones desafortunadas de un alto general peruano nos ha distanciado cada vez más, no se mañana una vieja rencilla que nos impida como antaño sentir que somos otra vez hermanos.

Related Posts with Thumbnails

Worldwide Visitors