La Mentira Zurda (No apologético)

domingo, 18 de julio de 2010

Este post tiene unas semanas tostándose en los variables ánimos de mi mente y no responde a un ánimo apologético ni mucho menos, sino al simple hecho de revelar lo que el mainstream intelectual se niega o no quiere recordar y de paso servir como un buen golpe en la cara para todos aquellos que se creen seguidores de una ideología humanista e igualitarista.


¿Por qué?

La idea de escribir estas líneas nace por dos hechos sucedidos en mi país, no hace mucho.

El primero tiene que ver con la posible salida de cientos de terroristas comunistas de las cárceles del país tras haber cumplido las condenas que los tribunales civiles impusieron y que, a pesar de los años de privación de su libertad no han dado el brazo a torcer respecto a sus retorcidas y atrofiantes ideas. Así mismo el hecho de ver dentro de la sociedad civil un considerable número de organizaciones amantes de los derechos humanos de terroristas y represoras de aquellos militares que, malo que bueno, defendieron al país de esa peste llamada “comunismo”; así mismo como a cientos de jóvenes “izquierdistas”, “progres”, “rojoides”, “revolucionarios” lectores de Marx, Lenin y Mao que hablan del pueblo, de los cambios sociales, de la revolución desde su depa en un distrito burgués de Lima, mientras llevan la vida normal en universidades para niños bien (cuyos papis andan en aberrantes ONG`s), mientras se van a sendos raves, pubs y discos bailando como monos, mientras se empilan con un poco de hierba para sonar más intelectuales, más políticoides antes sus “camaradas”.

El segundo es un tanto reciente y tiene que ver con el hecho que el Jurado Nacional de Elecciones ha negado la inscripción a un grupo autodenominado INCA por tener abiertas simpatías por el fascismo y, sobre todo, por el Nacional Socialismo Hitlerista.

Sin embargo, yo me cuestiono esta decisión, no porque esté a favor o no (eso es tema aparte) sino porque por qué hay esta marginación contra un grupo que no tiene en sus espaldas la muerte de ningún nacional y, sin embargo, si permiten que el nuevo movimiento político, abiertamente vinculado por Sendero Luminoso, con la venia del genocida de Abimael Guzmán, que tiene en sus espaldas la muerte de 70 mil peruanos a lo largo de 20 horrendos años, se reorganice, recolecte firmas impunemente por las calles y participe en la vida política y electoral del país.

¿No es acaso un contrasentido? ¿No debería ser al revés? O, en todo caso ¿no sería justo, así como con INCA, denegar la inscripción de este nuevo movimiento senderista?

¿En qué país vives? Eso debes preguntarte. ¿Quién es más culpable? ¿Un sujeto allá en Tacna que promulga el antichilenismo y declara abierta admiración por Adolf Hitler o una banda de zurdos miserables que se encargaron de desangrar al país y enfrentar a hermanos contra hermanos?

Si tienes algo de noción de la historia, sabrás la respuesta.

La Verdadera Amenaza

En el Perú está claro que las ideas zurdas no han traído nada positivo al país, desde sus inicios anduvieron más pendientes en quien era más rojo, más marxista, más leninista, más maoísta que plantear verdaderos idearios políticos. En otras palabras, se convirtieron en políticos parasitarios y cuando llegaron los años 80 y al fin se decidieron a dejar su añejísimo sectarismo una pandilla de retrasados continuaba pensando que solo la lucha armada haría posible el comunismo, cuando el mundo se encontraba en pleno viraje dejando de lado idearios y sueños de igualdad por medio de las armas. Aún así, zurdos legales hicieron poco o nada para aportar al desarrollo del país, y de eso nadie con dos dedos de frente lo puede negar.


Desde entonces y hasta la actualidad, las tendencias zurdas se han vuelto a desligar unas de otras, a autobloquearse, comenzando un proceso degradante de involución.

Sin embargo, y con la caída del régimen de Alberto Fujimori, otro grupo de zurdos han tomado posesión en un nuevo frente, los “Derechos Humanos”, de tal manera que se han avocado a la defensa irrestricta de las libertades y “derechos” de comprobados terroristas, poniéndolos como pobres víctimas, mientras que los genocidas y perpetradores de grandes masacres serían los miembros de las fuerzas armadas que aprendieron a combatir a un enemigo para el que el entrenamiento militar no les había preparado.

Ellos son los que ahora, de manera paulatina están tomando puestos más allá de sus mediocres ONG`s, aquellos que acusan a cualquier de autoritario, fascista, capitalista, liberal o montesinista, ellos son la escoria que hoy deja que la gente de Guzmán y Sendero Luminoso se re integren a la vida política e impiden que un agitador fascista (que, seguramente, nunca llegará a más) lo haga de la misma manera.

Seguramente, muchos se dirán “Oye, pero el es seguidor de Hitler, no podemos permitir eso” y puede como que no puedan tener razón, pero les pregunto algo ¿qué nos ha hecho ese tipo de ideología en un país como el Perú? Nada, porque nunca cuajó ¿Qué nos hicieron los comunistas, zurdos y seudo progres? Atraso, asesinatos y discusiones sin sentido.

Otros se dirán ¿pero cómo podemos permitir entrar en política a un grupo que admira a un sujeto que asesino a 6 millones de judíos, 20 millones de rusos y uno tantos miles de franceses, italianos y estado unidenses? Eso también es válido y he aquí la respuesta.

Haciendo Memoria

Es sabido que los ahora llamados “defensores de los Derechos Humanos” de terroristas tienen una convicción ideológica bien definida hacia el comunismo, el socialismo, ese sistema que fuera inventado por un judío rebelde llamado Karl Marx a mediados del siglo XIX y que pasaría menudamente desapercibido, o mejor dicho incubando su odio y resentimiento social hasta los primeros años del siglo XX cuando se hiciera con el poder en Rusia. A partir de entonces que el comunismo, el socialismo se volvería ya no en una idea “libertaria” en contra de la opresión, si no en política real y fáctica.

Lo anacrónico de sus medidas y lo draconiano del pensamientos de sus dirigente llevarían a innumerables genocidios que en la actualidad se pueden contabilizar: 105,368,000 de víctimas, no hablo de heridos, traumatizados, damnificados, NO, estamos hablando de MUERTOS, gente que fue asesinada sin mayor reparo por pensar diferente, por decir lo que piensa, pero esos fueron la minoría pues la mayoría de estos fallecidos perdieron la vida salvajemente solo por vivir en aquellos regímenes preocupados en ser más “rojos” que otros que en el bienestar de sus pueblos.


De tal manera, aquí hay un breve recuento numérico y geográfico de las barbaries cometidas por esta ideología parasitaria y poco consecuente en el mundo moderno.

1. Unión Soviética- 62 millones de personas muertas desde la llegada al poder de los bolcheviques en 1917 hasta 1987.

2. China – 35 millones de muertos desde que el genocida de Mao Tse Tung triunfó sobre las fuerza nacionalistas en 1949 hasta 1987, aunque es sabido que los asesinatos siguen en la actualidad pero, en menor medida (ahora ya no se ventila tanto puesto que este país posee una “economía de mercado”)

3. Camboya – 2 millones de muertos cuando los comunistas del Khmer Rojo liderados por el inefable de Pol Pot se hacen del poder en 1975 enviando a los campos en masa a las personas de las urbes. Esto duró hasta 1979.

4. Corea del Norte – 1 millón 600 mil personas muertas desde que los comunistas apoyados por soviéticos y chinos se hicieron con el poder en la parte norte de la península de Corea en 1948. En la actualidad, el régimen zurdo de este país diezmando a su población en cuanta oposición encuentre.

5. Vietnam del Norte – 1 millón 600 muertos a consecuencia de su régimen genocida.

6. Yugoslavia – 1 millón 70 mil muertos desde 1945 cuando Tito se hace con el poder, apoyado por los zurdos soviéticos. El genocidio duró hasta 1987.

7. Rumania – 430 mil muertos entre 1948 a 1987.

8. Etiopía – 700 mil muertos entre 1974 a 1987.

9. Afganistán – 225 mil muertos a consecuencia de la invasión zurda de los soviéticos al país entre 1978 a 1987.

10. Bulgaria – 220 mil muertos como consecuencia de la llegada del Ejército Rojo en 1944 y la instalación del régimen comunista, hasta 1987.

11. Mozambique – 195 mil muertos entre 1975 y 1987.

12. Angola – 120 mil muertos desde la guerra civil y la instalación del régimen comunista en 1975 hasta 1987.

13. Albania – 100 mil muertos como consecuencia de la llegada del Ejército Rojo en 1944 y la instalación del régimen comunista hasta 1987.

14. Mongolia – 90 mil muertos desde 1926 hasta 1987 tiempo en que duró el régimen comunista.

15. Cuba – 70 mil muertos desde 1959 hasta 2000.

16. Alemania Oriental – 70 mil muertos desde 1946 hasta 1987.

17. Checoslovaquia – 65 mil muertos desde 1948 hasta 1987.

18. Laos – 55 mil muertos desde 1975 a 1987 aunque posteriormente, los asesinatos continúan en menor medida.

19. Hungría – 27 mil muertos desde 1948 a 1987 tiempo que duró el régimen comunista.

20. Polonia – 25 mil muerto desde 1948 hasta 1987 tiempo que duró el régimen comunista.

21. Nicaragua – 5 mil muertos de 1979 a 1987 tiempo que estuvo en el poder el régimen zurdo sandinista.

22. Perú – 45 mil muertos entre 1980 y 2000 como consecuencia de la acción terrorista del Partido Comunista del Perú – Sendero Luminoso y del Movimiento Revolucionario Túpac Amaru.


Sumado a ello, y como nota al pie, cabe señalar que ninguno de estos países que estuvieron bajo el dominio de la peste comunista logró progresar socialmente, tampoco convertirse en un país económicamente estable; a comparación de los regímenes en Italia y Alemania que lograron emplear, tecnificar y desarrollar la economía y la sociedad en que se establecieron.


Y esto no es mi particular visión es UN HECHO HISTORICO COMPROBADO.


¿Lapsus Historicus?

Viendo todas estas cifras, me pregunto ¿tienen la capacidad moral de tachar con el dedo de fascistas o nazis estas personas cuya ideología lleva sobre sus espaldas la muerte de más de 100 millones de personas? Creo que NO.

Comparado con los comunistas, los nazis resultan ser unos infantes de teta ante las masacres, matanzas y vejaciones que los insulsos seguidores del martillo y la hoz han realizado una vez que se han enquistado en el control de los países (aunque el caso peruano es una excepción a la regla, pero es un claro ejemplo de lo que pasaría si lograban hacerse con el poder).

Sin embargo, queda la duda ¿Por qué hay este temor hacia el fascismo, hacia el nazismo? ¿Por qué son vistos como los cucos de la historia moderna mientras que la ideología zurda sigue siendo aceptada a pesar de sus grandes matanzas y desgracias?

La respuesta es sencilla.

El fascismo, el nazismo son temidos de manera general (muchos no saben qué es pero se escarapelan, aún así) porque, como bien saben algunos, la gran industria cultural está dominada por esa gente llamada “judíos”. No está demás decir, que el judaísmo ha convivido de la mano con el comunismo (baste ver a muchos de sus altos exponentes) son ellos los que controlan los grandes medios masivos de comunicación, los que tienen muchos hilos de la economía mundial, son ellos quienes después de 1945 hicieron todo lo posible para que en el imaginario mundial faccios y nazis sean los más crueles seres que hubieran pisado la tierra, a sabiendas que regímenes comunistas y capitalistas como los Estados Unidos e Inglaterra o Bélgica eran igual y aún más genocidas. Y está claro que los judíos tienen dentro de su idiosincrasia una especial habilidad para verse a sí mismos las víctimas de la historia.




Ending


Así que tú, amante de los derechos humanos, defensor de terroristas, que permitiste que los grandes genocidas de este país tengan el derecho a hacer vida pública nuevamente, que ves el país desde tu burgués casita en la Molina, San Isidro y , seguramente, Miraflores (Barranco y Surco, también) que andas a lo más IN en la ropa, que te gusta ser el mejor en los pubs y discos de dichas zonas y que crees que la hierbita santa te hace más “progre”, te digo que antes de tildar a alguien de skin, faccio, nazi o neo nazi, mires a tu alrededor, a ese patético grupete de “amix” que tienes en la PUCP, USIL o la U de Lima (y otras), veas lo que hablan y medites un poco antes de ladrar, pues deberás captar que tu ideología es la más genocida, inhumana y violentadora de los derechos humanos que haya existido en la historia, zurdo apestoso!


Related Posts with Thumbnails

Worldwide Visitors