El Lenguaje de la Muerte

viernes, 21 de agosto de 2009

No es lo mismo

Las canciones, sea cual sea su género, tienen un sentimiento, un feelin que las hace únicas. Es un conglomerado que mezcla las líricas, la música y la forma de interpretación. Sin embargo, y muy a mi entender personal, creo que hay un cuarto elemento que muchas veces se encuentra de manera tácita o es obviado. El idioma.

Creo que un clásico como “Black Dog” de Led Zeppelin, “Highway Star” de Deep Purple o “In my Life” de The Beatles, no sería lo mismo si fueran interpretadas en castellano. Serían, francamente, un desastre, y por qué no, una abominación e insulto a dichas bandas pues, no se transmitiría el mismo sentimiento que en su idioma original; los acordes, a pesar de ser los mismos se percibirían raros, extraños, ajenos a lo que por cultura musical conocemos.

Yo comparto la idea que música como rock, el metal y las manifestaciones tan extremas de este género no están hechos para ser interpretados en un lenguaje tan romance como el castellano. En tal sentido, el rock en castellano (y con ello todo lo que provenga de guitarras estridentes) lo considero una aberración que no debería existir. HE DICHO….

No es de interés del presente post hablar sobre el uso del idioma en el rock ni en el metal. Todo lo contrario, creo que la mejor manera de tocar el tema música-idioma es a través del Black Metal (en especial, porque es el referente más cercano que tengo para ello) dado que muchas bandas hacen uso de sus idiomas nativos, sin caer monótonamente en el uso desmedido de las líricas en lengua anglosajona.

Lenguaje Oscuro

Las personas que leen recurrentemente este Blog (o el intento por tratar de ser uno) y los que me conocen personalmente, sabrán mi enorme devoción y convicción hacia este género que, sinceramente, admiro, venero y comparto en mentalidad y accionar.

Para los que alguna vez haya comentado sobre este y para los que hayan leídos los post relacionados al BM sabrán que esta manifestación extrema e inteligente no solo se remite a hablar de la muerte, Satanás, el anticristianismo y demás; si bien esto es una constante, es un elemento clave que se fusiona con otro: El Idioma nacional.

En el universo del Black Metal verdadero encontramos muchas bandas interesantes que sienten que la mejor manera de transmitir su mensaje o ideología no basta con la presentación de líricas brutales, sino también con la utilización de sus propio idioma como elemento identificador, aquel que le da más individualidad a la banda, que la diferencia y por eso la hace más real y convincente (aunque muchas veces sea difícil encontrar traducciones del alemán. Noruego o polaco, por ejemplo)

El idioma en el BM es importante no solo por lo anteriormente expuesto, también lo es por tener un sentido de orgullo nacional pues, y quizás de casi todos lo géneros no nacionales, sea esta mefistofélica manifestación la que más propensa esté a usar elementos nacionales (vestimenta, historia, costumbre, antiguo valores, dioses pagano, concepción antigua del mundo, etc.) como parte de su propuesta musical e ideológica.

Negra y Fría Expresión

A pesar de ello, yo manejo una teoría (en el específico caso del Black Metal) según la cual este género no debería ser interpretado en lenguas romance como el castellano y el italiano, sobre todo (aunque hay ciertas fisuras en la interpretación del Black Metal tanto en francés y portugués).

La razón para sustentar esto es simple: estos son idiomas demasiado armoniosos, poéticos, y hasta jocosos como para amoldarse a la frialdad inhumana del Black Metal y no llegan a transmitir las sensaciones que las canciones de este género busca hacer sentir.

Quizás por ello, ahora no me impresiona tanto haber vuelto a ver un reportaje de la televisión noruega sobre algunos estudiantes y músicos italianos que estudian la lengua noruega influenciados por el Black Metal. Es más, a uno de estos grupos interpretan sus evil opus en noruego y argumentando que un idioma tan frío como el nórdico era el adecuado para conceptualizar una canción BM. Lo cual me parece una idea acertada, otros que no entienden sobre las lides del BM dirán que es una posición alienada, pero simplemente lo piensa por desconocimiento pues el Black Metal no se restringe a una nacionalidad, el Black Metal es, sobre todo, la transmisión de sentimientos extremos, blasfemia, conocimiento, brutalidad. En tal sentido, las lenguas latinas no se prestan para este objetivo.

Hablando del específico caso de la escena Black Metal del Perú se recurre, frecuentemente al uso del inglés como medio de expresión. Quiero creer que es porque ven en este idioma frío un canal óptimo para la transmisión de su mensaje y no tanto por llegar a un mayor público. Por otro lado, hay muchas bandas que hacen uso del castellano como medio de expresión, lo cual no condeno, pero debo decir que muchas de estas bandas me parecen que tiene una debilidad enorme en su manera de interpretar los temas en este idioma.

Solo puedo rescatar a Illapa, una de las pioneras del BM nacional y de las que gritan castellano. Su relevancia (para efectos de este post) viene porque son una de las pocas bandas que interpretan de manera brutal, sórdida y sin declives el Black Metal en castellano. En todo caso, y tomando el ejemplo de estas bestias profanas, podría decir que depende de la técnica a la hora de vocalizar y encajar las palabras, pero aún así creo que la maestría de Perqan Ocult (vocalista de Illapa) la poseen pocos y creo que a nivel latinoamericano no es muy distinta la situación.

Blasfemias Nativas

Pero el único camino no es la vía anglosajona para expresar el verdadero sentir del Black Metal. Podremos encontrar este sentido si miramos un poco más cerca y somos más perceptibles. Me refiero a las lenguas nativas (hablando de Latinoamérica)

Se que en México hay algunas bandas que usan el lenguaje de los pueblos de dicho país para crear un Black Metal oscuro, nefasto, de características propias. Un claro ejemplo a seguir.

En el Perú, la escena BM y Pagan underground recién comienza a mostrar interés en explorar nuevos caminos usando como canal de expresión al quechua, idioma frío y rígido, adecuado para las emociones y reacciones que se desean transmitir.

Claros ejemplos de estos son bandas como Kay Pacha o yana Supay, ambas aún poco conocidos dentro del underground nacional pero con una propuesta más que interesante, compleja diría yo pues amalgama una cosmovisión entera distinta a la cristiano occidental (pues el quechua deja de ser un idioma y su simbolismo conlleva a comprender una cultura y cosmovisión distinta)

Últimos Vómitos

Espero que pronto los músicos del metal underground encuentren en sus idiomas nativos, no porque sea mi deseo, lo digo basándome en los inicios del Black Metal en Noruega. A esos tipos no les importaba cantar en inglés para satisfacer al público, gritaban en su idioma porque sentían la necesidad de hacerlo, porque era más natural y auténtico para ellos que hacerlo a una lengua que los traía ninguna familiaridad. Creo que esa noción debemos empezar a desarrollar los que estamos interesados en hacer del underground una escena potente, comprometida y que haga logre captar el interés de las escenas del resto del mundo.




ETERNOS HAILS!!!!!!!



* Les dejo adjunto el reportaje de la televisión noruega "Learning Norwegian through black metal" con subtítulos en inglés, espero lo disfruten.





Related Posts with Thumbnails

Worldwide Visitors