Protesta sin gesta

sábado, 10 de enero de 2009

La invasión a Franja de Gaza por parte del ejército israelí es uno de los actos que viene provocando innegables atropellos contra los derechos humano de los habitantes palestinos de esa zona, manifestaciones en diversos lugares del mundo se han hecho sentir en contra de este denigrable acto de la ya habitual agresiva política del Estado judío con sus vecinos árabes.

Estos, los palestinos, sus grupos armados, no se quedan atrás en el nivel de brutalidad que muestran sus pares israelís, los diferencia la sofisticación de armamento y su licuado discurso religioso fundamentalista que dejó atrás el aspecto político de este conflicto.

Las personas que me conoces saben mis sesgos en relación a los judíos, no los niego, ni los negaré, aunque es verdad que no se puede meter a todos en un mismo saco.

Este post es más que todo una crítica a los modos de protesta a modo de anécdota. Estoy conciente de que muchos izquierdosos, viejos rezagos de la vieja guardia parasitaria de la izquierda, anarquistones burguesones, pastrulos con una supuesta, pero nimia, conciencia social o de esos borrachosos seudo intelectuales me criticarán por este post que quizás toque sus sensibilidades filantrópicas.

Hace unos días me llegó un mail, me dispuse a abrirlo y, ¡OH! Sorpresa, se realizaría un plantón frente a la embajada de Israel el sábado 10 de enero a las 4 de la tarde. Eso me pareció una buena idea, por no decir genial, siempre hay que mostrarse contra todo tipo de abuso, en especial si este conlleva al asesinato de cientos de inocentes.

Hasta allí, todo iba a la perfección. Sigo bajando el cursor. Sin mucho interés paso al gran listado de mails al que han sido enviados y al fin veo el mensaje. Cito textualmente:

“PLANTON POR PALESTINA” así con todas las letras en altas y de un rojo muy encendido, algo así como un “rojo sangre”. Todavía era un mensaje digerible.

Sigo bajando, observo la fecha a realizarse, la hora, el lugar, etc. Sigo bajando, un segundo mensaje:

“JORNADA INTERNACIONAL DE SOLIDARIDAD CON EL PUEBLO PALESTINO”, ¡OK! Es algo de relevancia, es bueno que estas manifestaciones por le defensa del derecho a la vida sean concertadas con distintas orbes del mundo.

Pero luego………………

“¡NO A LA MASACRE DEL SIONISMO ISRAELI EN GAZA1”

Es difícil explicar esto. Si esa palabra proviniera de un fascista no me parecería desatinado, es la manera de expresarse de los antisemitas. Está dentro de su vocabulario. Pero no. Estos no eran fascistas, amigos de la superioridad de las razas, ni enemigos del barbón de Abraham.

Pero antes, de inmediato noté otro mensaje:

¡VIVA LA RESISTENCIA PALESTINA!

Me pregunto yo ¿se refieren a la resistencia que provocará el grupete terrorista y fundamentalista, responsable de la muerte de miles de inocentes en territorio israelí “Hamas”? o acaso a que el pueblo salga con palos, piedras y ollas a repeles el avance del ejército judío. Hasta donde yo se, la capacidad de las fuerzas armadas palestinas es ínfima, mal preparada en comparación a las judías. Tanto así, que el mismo presidente de Palestina solo ha podido condenar la invasión a su propio territorio, advirtiendo (sin causar mucho miedo, seamos francos) que eso afectará sus relaciones diplomáticas. ¡Bah! COMO SI ESO LES IMPORTASE A LOS JUDIOS.

Bueno, luego de ello, unas breves líneas delineando el brutal accionar del ejército israelí en Franja de Gaza, para líneas más abajo nombrar a las organizaciones que están promoviendo este plantón. No me sorprendió el listado; los mismos de siempre: CGTP, JCP, MNI, etc. Etc.

Ahora bien, el punto es este:

En el Perú, todos saben que las organizaciones arriba mencionadas son de izquierda, particularmente ortodoxas cuya matriz ideológica proviene de la década de los 70, inspirada por sentimientos de fraternidad, lejos de complejos sociales, culturales o RACIALES.

Está claro que al decir Sionismo, se entiende (para los que saben, obviamente. Seguro que muchos de los chibolos disque “izquierdistas” o de conciencia social ni saben que es eso) que se habla de un término político judío. Pero al usarlo como consigna resulta estar infectada de un sesgo racial que otra cosa ¿No se supone que esa gente no cree en la brutalidad, superioridad o inferioridad de una raza o pueblo en particular?

Lo único que digo es que si vamos a generar movilizaciones no usemos símbolos o palabras abstractas (de concepto vago) que generen odios, pensamientos integracionistas, o que se yo, en especial de aquellas organizaciones que se proclaman a sí mismas defender la vida, la democracia, la libertad de los pueblos. Esa predica déjenla a los radicales de ultra derecha, cuyo odio racial es ya más que suficiente. Así pensemos en la manera de expresarnos antes de decir cualquier cosa por más buena intención que tengamos.

Related Posts with Thumbnails

Worldwide Visitors