La forma abstracta de una mente trastocada

martes, 17 de abril de 2012


¿Acaso el mundo espera a por mi?

Qué sensación de desamparo esta que me alberga. Hay noches que habitan la negritud de la oscuridad y se expanden por todo mí ser, son de esos oscuros encuentros con la nada que reside en el interior, esa que siempre buscamos negar pero sabemos de manera inherente que está allí.

Estoy parado, estoy sentado sobre un ordenador ¿acaso el mundo espera por mi? ¿Hay un cielo abierto en medio de las nubes que aguarda en una lista mi llegada para firmar alguna letra que ratifique que no debo estar más por acá? ¿O es que acaso deberé esperar a que la tierra se abra debajo de la suela de mis zapatos y dejarme caer en los más hondo del sin sabor de la vida, a un centro sin sentido que me diga que aquí o allá todo será lo mismo, que existe un vacio crepitante que me mata el alma y frustra mi sexo?


Calles grises, personas grises

No puedo caminar por estas calles grises cuando todos a mi alrededor me parecen de una especie distinta a la mía; me siento tan humano que no puedo soportar mi propio espíritu de saber a la gran mayoría como cualquier ser menos un humano; no lo se, no se, no entiendo. Es entonces cuando pienso que la vida, existir es una falacia, una mentira, solo una chispa de algo que no estoy destinado a comprender por más que busque en libros o medite acerca de ello. Entonces la opción me sabe como “dejarlo irse y ya” pero no estoy seguro de ello, no suelo dejar las cosas que no entiendo, que me martirizan los sentidos, la vida me martiriza, quizás por eso no la deje escaparse de mi vista.


Joel y los días


Inútil es tratar de congeniar con la banalidad de los días transcurrir, estoy obsesionado con ello, con los días, las horas, los meses, los años porque, al final de cuentas, si me pongo simplista, la vida son solo días, meses, años, ideas y actos, nada más, visto desde esa perspectiva no es mucho lo que se gana, tampoco es poco lo que se pierde. No se.

La no importancia de ser Joel

Mi espíritu sea purificado, eso quisiera, eso anhelaría. Cómo duele tantas veces ser yo mismo, cómo perturba tener la característica emocional que me representa, no podría agradecer por ello como tampoco lo haría por el sol hijo de puta que cae sobre mi espalda, que me recuerda con cada abrir y cerrar de ojos lo tortuosa que puede volverse una sensación, un acto, un episodio, una emoción que brota, que se respira en el aire, que se expande y que ahora se para imponente para darte esa cachetada de vida de esas que ellos te dijeron antes te tocaría.

Yo recuerdo que antes sonreía menos pero me sentía mejor, ahora que sonrío más pero siento que me falta tanto, que deseo tanto, que anhelo mucho y tengo poco, pero ¿qué es todo ello? Ya no lo se. Es que siento que mis formas se han modificado, muchas veces pienso que ha sido para peor, otras varias que no, que han sido para avanzar y ser mejor que yo, y muchísimas otras no se si ha sido algunas de las dos.


Una vieja y mal-sana compañera

Depresión constante me alberga desde años que no puedo identificar, no busco el refugio sobre alguien que me lo pueda dar, la idea es deshacerme de mi mismo en mis formas obtusas. No puedo congraciar con nadie mientras no congracie conmigo, poco a poco como diría Noel, todo se puede, pero cómo duele lograrlo, como te cuesta llegar a ello, cuán desgarrador puede ser al alma mía conseguirlo, a cuántos y cuántas debería dejar atrás para ser yo quien en verdad todo mi ser conspira por ser. Esa es otra interrogante que aún no puedo conocer, pero y solo quizás si entender.


Una pluma descontenta

Hacía mucho que no escribía algo, hacía mucho que no me dejaba llevar por las inquietudes de mi espíritu. Si, suelo lastimarme a mi mismo a nivel emocional, tengo la idea masoquista que de ese modo podré entenderme mejor, que solo así podré aspirar ser alguien mejor que yo mismo sin buscar a otros como modelos, porque no hay nada peor que querer ser alguien que no seas tu mismo (preferiría suicidarme a que esto sucediera), sin embargo, eso es algo complicado, inclusive para mi, un ser humano cuya naturaleza es ambivalente, buscar el conocimiento la autosuperación a raíz de ello tiene un costo emocional, de la autodestrucción (dada la sociedad en la que habito) te pasa factura cuando menos lo esperas o cuando más vulnerable estás, como yo en estos tiempos, en estos momentos donde todo parece no afectarme, cuando mi indiferencia atorrante es la muestra que estoy susceptible a nada y a todo, cuando mi depresión es una manifestación de esto y aquello. No me duele dejar a nadie atrás, es parte de la vida, como si me duele hacerles sentir mal por ello, porque en el fondo no es que quiera, pero es que debo hacerlo, así que me voy porque siento que ya se acabó, que ya acabaron conmigo o que ya acabé con ellos.

Noches inútiles

Hay noches en que me he dormido deseándole la muerte a mucha gente, no puedo decir lo contrario, pero luego me pongo a pensar que eso es tan egoísta y maricón, entonces, recapacito y prefiero deseármela a mi mismo en vez que a otro. Morir no es tan malo supongo, no me da miedo morir, mas si como habría de morir, el dolor previo al final me tiene en vilo, me trauma, me quiebra la voz. Soy cobarde, lo se, pero a pesar de ello, de esa cobardía y amariconamiento no he dejado de ir y supongo que será lo mismo cuando esa mano negra se acerque a mi para advertirme que solo me queda unos minutos antes de desvanecer mi espíritu de esta tierra matinal y llena de sin sabores y olores a amor y ternura. Pero supongo que en el fondo, aunque mi naturaleza sea triste, nostálgica, solitaria, ambivalente, alterada y dulce, no deseo sino cumplir mi ciclo y luego ser nada.

Esta es una noche que no quiero recordar, es cuando un ordenador se vuelve mi confesor, un Word mi penitencia, un post de absolución, que diera yo por tener un confesor en carne y hueso, pero siento que lo que alguien pudiera decirme es tan insuficiente que yo mismo lo habría dicho mejor, las buenas intenciones en ese plano para mi no importan si no tienen la fuerza para hacerme pensar lo contrario.

Hay noches que no puedo entender lo que escribo, solo lo escribo.

Alain de Benoist y la Nueva Izquierda

domingo, 15 de abril de 2012


El siguiente es un documento videográfico basado en las anotaciones de Alain de Benoist, un pensador francés a quien el que escribe se considera un seguidor y admirador por considerarlo un tipo lúcido y acorde con lo que el autor de este blog dice creer.

Lo que se muestra a continuación trata sobre lo que podríamos llamar la “Nueva Izquierda” la cuál es la que impera en la actualidad sobre el orbe latinoamericano, aquella que se presume ser anti imperialista, vanguardistas, contestaría, pluralista y demás banderas que hoy todos intentan alzar, pero que, contrariamente, tienen su origen en el imperio estadounidense como un nuevo flujo de las ideas de izquierda que se gastaron tras la decepción de la revolución bolchevique de 1917.

A esto se suma una, en mi criterio, bastante sesuda descripción del nacimiento de los Estados Unidos, de su esencia sin cultura, sin identidad, que esta “identidad” se crea a través de un fin material, conocido como el “american way of life”, aquél que no crea una identidad, sino más bien una necesidad de sentir la existencia en cada persona que habita dicha “nación”.

En consecuencia se puede argumentar que la izquierda moderna es un producto del capitalismo norteamericano y, por tal, esta no pretende cambiar nada, ni mucho menos ¡qué ocurrencia! todo lo contrario, se está exportando sutilmente, un estilo de vida que, precisamente, atenta contra la identidad cultural de los pueblos al no tener, en el sentido estricto (los Estados Unidos) una cultura definida siendo solamente un territorio sustentado en la mera aglomeración de gente de todas partes del mundo sin mayor definición y/o en consecuencia, al negar el pasado, se niega la historia y su relación con el pasado, el presente y futuro, terminando por ser esta nación una constante sucesión de hechos presentes que no conducen a algo más profundo y trascendental.

Este video viene muy a pelo a lo que se describe en el post anterior titulado “la moral dialéctica del burgués rebelde” y quizás podría tomarse como una continuación y/o segunda parte del mismo, pero me siento pequeño en relación a lo que el maestro Benoist argumenta de mucho mejor manera que yo.

Confío en que lo disfrutarán.













La moral dialéctica del burgués rebelde


Es cierto que el mundo moderno es una constante contradicción en el peor sentido posible, no por las contradicciones de clase o lo que sea, sino por las contradicciones que llevan a acciones erradas que nacen de ideas, posturas que no condicen con lo que dicen representar.

La modernidad, la pos modernidad que vivimos hoy se basa en la contradicción de la contradicción cuando su modelo imperante, el capitalismo neo liberal, entre otras cosas, se ha encargado de mantenerse vivo usando para ello otras ideas, supuestamente, diferentes a esta como las ideas de izquierda, el socialismo, el comunismo que, en la práctica demostraron ser una extensión de la primera. Es un hecho que ahora los postulados de la izquierda se han vuelto una moda, un trend, una parte de la industria cultural del neoliberalismo para adherirlo a su escala de valores/seudo valores.


Una dialéctica que se transforma de acuerdo a la conveniencia de cada uno

En ese ambiente/entorno se mueve la mayor parte de la juventud de hoy que, con mucha inocencia, se lanza a postular cosas en slogans cargadas con ideas reducidas al máximo, que no dan cabida a una mayor introspección al respecto, donde todo es digno de un post, de un estado en facebook, de una foto “chida” en la red social, de un grupo de muchachos fervorosos por querer cambiar el mundo desde sus asientos frente a un ordenador que mami o papi le compraron.

La dialéctica oportunista de estas personas sobresale por tener un discurso, una perorata que maneja y se desenvuelve en la doble moral. Cuando la moda social demanda cierta actitud de boca para afuera pero en los hechos, en el día a día se muestra como una aberrante contradicción que atenta contra todo aquello que dicen creer. Una dialéctica que varia no por condiciones objetivas sino en base a la conveniencia y comodidad de cada sujeto.

Moralina

Ok, nunca he rechazado que tuve un pasado vinculado con los pensamientos de la izquierda, para mi es parte de un proceso de aprendizaje, de la juventud, de las ganas de hacer algo (ganas que no han sucumbido, pero se han canalizado hacia otras formas) pero eso cambió ya hace unos buenos años. ¿Cuando empezó todo ello? Precisamente, al darme cuenta de las actitudes contradictorias de las personas que se ufanaban de poseer dicha ideología. Creo ser un tipo que piensa que lo que uno dice se debe contrastar con lo que hace en la vida diaria y esto no sucedía con las personas a las que se hace relación ¿por qué? criticar al capitalismo, denunciar lo abominable del neoliberalismo es entendible, pero no se puede andar diciendo esto y aquello mientras se vive los días como un niñato burgués que existe aún del amor y caridad de tus papis, a expensas de ellos; no se puede criticar este sistema teniendo todos los vicios de los pijos burgueses como andar de farra cada vez que el instinto lo mande, andar ebrio hasta morir, drogarse sin medida ni respeto alguno; no puedes hablar de un nuevo orden cuando vives consumiendo sin ninguna noción y total desparpajo todos los productos comerciables y culturales de esa gran estantería que el sistema actual.

For example

Muchos ven en ciertas expresiones culturales como sociales rasgos de lo que podríamos llamar “manifestaciones contestarías”, por ejemplo, el rock, que sí, tuvo origen marginal por las raíces negras y obreras pero, esto no es una condición para que sea contrario al sistema; hasta donde se, esos negros querían la misma igualdad que los blancos y después de eso hacer el mismo dinero que estos pudieran hacer. Allí no hay nada de contestatario. Sumado a ello, si tenemos en cuenta estos inicios y la vinculamos con la fama y el éxito que esta parte de la cultura capitalista trajo a los exponentes de este género musical, esto desmiente cualquier raíz o pretensión reivindicadora, mucho menos contestaría.

La excusa de lo que no sucederá

He leído y escuchado a una variedad de personas citar viejos postulados del siglo XIX y del siglo XX de reconocidos pensadores o miembros de la cultura de dichos tiempos pero no entienden que estos son otros periodos, que la “cultura”, que la sociedad de hoy no se parecen en sus condiciones en nada a la de dichos años, todo lo anterior es caduco pensando que aún puede aplicarse en cuanto al presente respecta. El neoliberalismo, si, es una plaga, atenta contra la individualidad de las personas, atenta contra la identidad de los pueblos, desvirtúa el concepto de pertenencia para enfermarlo, pero de allí a creer que cogiendo, abrazando las “nuevas ideas” viejas vamos a conseguir un cambio a esta gran estructura, lo siento, pero es una ilusión ¿por qué? porque esas corrientes que hoy están boga, en boca de todos han sido absorbidas por la maquinaria cultural del neoliberalismo, han sido más inteligentes que los comunistas ortodoxos que todo cuanto no fuera semejante a ellos lo destruían; estos no, lo han adherido sin que nadie se de cuenta, sin que nadie se entere que ellos lo hicieron, y se lo metieron al inconsciente de las personas, en este caso de los jóvenes idealistas que, pensando cambiar el mundo, terminan formando parte de ese gran teatro que se ha vuelto el mundo para el capitalismo pos moderno el que, precisamente, al quedarse sin rivales, necesita mantener su estabilidad y hegemonía creando la supuestos antagonismos, sembrando el odio hacia si mismo, pero de una manera tan sutil que, si se ponen a pensar, no promulga un cambio (todas estas nuevas ideologías del pasado) sino que solo buscan reformar, modificar, cambiar un poquito ciertos puntos del mismo, para darle un rostro “más humano”, si no, ¿por qué creen que los nuevos rojos, que los progres, que los caviares, que centristas, que los anarco no se que cosa están a favor de un mundo plural, globalizado, sin fronteras, sin países que dividan, tan igual a lo que plantea la famosa “Aldea Global” base de la Globalización pos moderna neo liberal? Pues, seguramente, sin darse, porque son parte de un todo, pero cumpliendo diferentes roles que llevan, finalmente, al mismo objetivo, que no es otro que un mundo abstraído, sin identidad, sin capacidad para escoger por si mismo, donde lo único que le queda a los seres humanos, su identidad con la familia, con su grupo, con su comunidad, con su cultura viva y ancestral, con su nación, es desmembrado, desollado y ridiculizado. Si fueran contrarias entre si, ya sea el neoliberalismo y los muchachos acólitos a la nueva ideologías del pasado (izquierdistas, progres, caviares, derecho humanistas, anarcos no se qué, centristas, etc) por que hacen causa común por mellar todo esto ¿no les parece un tanto ilógico?


Nulidad como dogma

Y esto último no plantea una conspiración, sino la natural actitud del sistema para mantenerse vivo y sin caducidad. No nos extrañe por qué los líderes de las agrupaciones, organizaciones de la llamada izquierda provienen de las clases acomodadas, de la casta burguesa de este sistema, o de los esbirros aburguesados que juegan a la ser revolucionarios, defender al pueblo cuando lo único que hacen, como los partidos burgueses, es valerse del pueblo alzando las banderas de la reivindicación para llegar al poder y seguir dando vida a un sistema que necesita diversos rostros, diferentes nombres, otras formas que, finalmente, conducen a lo mismo, hacia si mismo.

Albino Luciani y el misterio sobre su súbita desaparición

domingo, 4 de marzo de 2012


Mi generación creció bajo la tutela “espiritual” de Juan Pablo II, papa de línea dura de la Iglesia Católica, la mayor entidad religiosa del Occidente cristiano, su deceso en los primeros años de los dos miles fue como el fin de una era, para muchos, creyentes o no, cristianos o no fue como un vacío ¿y ahora qué?. Pero su nombre episcopal como II, necesariamente me hacía preguntar desde temprana edad ¿y quién fue Juan Pablo I? nunca escuché acerca de él, como una gran página negra o en blanco que no existe, no existió, ni existirá.

Pero Juan Pablo I existió y fue un italiano sonriente de avanzada edad llamado Albino Luciani quien fuera declarado como Sumo Pontífice de la Iglesia Católica el 26 de agosto de 1978 a los 67 años de edad hasta el 28 de setiembre de dicho año, tan solo 33 días después de haber sido nombrado como máximo guía del catolicismo a nivel mundial, según informes oficiales su deceso se debió a un ataque cardiaco y es aquí donde empieza la polémica acerca de su muerte, relacionada a intereses nada divinos ni santos contra los cuáles Luciani tenía grandes intenciones de reformar.

Primero que todo, el papa Luciani generó una gran expectativa sobre la población católica alrededor del mundo por ser uno de los portadores de una visión fresca y reformadora en el seno mismo de la Iglesia en diversos tópicos, por nombrar algunos sobre la Iglesia y su relación con la mujer, la Iglesia y su labor social para con los “más pobres”, pero sobre todo lo relacionado con la Banca Vaticana y las manejos de su máxima cabeza el apodo “El Banquero de Dios”, entidad de la Iglesia muy controversial, entre otras cosas, por supuestos malos manejos, lavado de dinero, asociación ilícita con ciertas mafias italianas y sospecha de estar detrás de crisis económicas que afectaron directamente en los intereses de la Italia de dichos años.

Todo esto, se presume, fue todo un coctel de iniciativas liberales que obligaron a un grupo poderoso dentro del Vaticano quienes, temerosos de esto y del posible revelo de malos manejos, nada limpios dentro de esta institución lo que los llevó a deshacerse de Luciani. Como se mencionó al principio, se dijo que su muerte fue de un paro cardiaco, pero todo estaba sospechosamente “tranquilo” en el escenario donde la muerte lo tocó, es decir, su habitación; sin embargo, el diagnóstico oficial no parece acercarse a la realidad porque al sufrir un ataque al corazón fulminante hay muestra por parte de la víctima de una lucha invisible contra la muerte; segundo, se dice que lo encontró un funcionario cercano a él cuando fue una monja que llevaba años atendiéndolo la primera que le vio sin vida; tercero es que no se realizó ninguna autopsia (aunque, por allí se comenta que si sucedió), que el Vaticano se negara, rotundamente, a realizar la misma; cuarto que el tema de la supuesta “conspiración” (odio usar esa palabra tan manoseada, pero aquí parece necesario emplearla) se sustenta en el hecho o sospecha que su propio médico podría haberle dado, deliberadamente, un medicamento que sería el factor que le causó la muerte.

A continuación dejamos dos documentos que ayudarán a explicar lo escrito líneas arriba con mayor especificidad: el primero está sacado del programa español “Cuarto Milenio” y el segundo es un documental de inspiración argentina titulado “Juan Pablo I: ¿Muerte natural o asesinato?” los cuales ayudará a sacar sus propias conclusiones sobre un tema, particularmente, interesante debido al impacto que tiene la religión católica en el mundo occidental.

P.D. este post no respondo a una vocación cristiana de quien escribe, quienes me conocen, saben que ya he escindido de dicho dogma pero, sin embargo, esto nace del mero interés por conocer sobre el tema.























Un año más de “bla, bla” y más “bla, bla” (Cuarto Aniversario de M.B.)


Es un día especial para el redactor y creador de este blog. Si, M. B. “Manifiesto Bizantino” está de aniversario, cuatro años pululando en los subterráneos de la web y del trend en que se convirtieron los blogs, moda que, por cierto, ha pasado ya y a la cuál este espacio ha sabido superar demostrando que está por encima de ese interés banal realizado por seudo escritores y pensadores que tras unos cuantos posts unos de importancia y muchos otros sin relevancia, desaparecen sin más ni menos.

Cuatro años, si, y esos cuatros años vieron dar un todo un viraje de ideas y nociones por parte de quien escribe y de cómo este proceso se ha ido consolidando a lo largo de este tiempo y de los posts.

Fue un 3 de marzo de 2008 en que vio la luz la primera publicación de M.B. y fue un hecho personal bastante relevante, era el momento, pues, de llevar al papel aquellos tópicos, temas de interés que mi persona ya no se conformaba con escribir clandestinamente para mi sola lectura, era pues la necesidad mía de plasmar algo, primero para mi beneplácito y propia complacencia, mientras que, por otro lado, para aquellos que tuvieran la curiosidad de leerme, de compartir aquello que plasmaba y también para los que consideran que este espacio no sirve para nada.

No es mi intención hacer una lista de compromisos como tampoco cosas nuevas, este es un blog cuya esencia se basa en la constancia de la espontaneidad; no hay nada articulado ni mucho menos, por tal no hay algo que sistematice los tópicos o intenciones del mismo; por el contrario, si hay un compromiso que valga la pena no es otro que el de seguir siendo el mismo en la medida que esta parte se modifique o se retraiga.

¿Qué puedo esperar al respecto? No espero mucho, pero si el hecho de seguir hinchándole las pelotas a todos esos caviares, rojoides, anarcos desfasados, progres sin sentido, dignos y sujetos con “conciencia social” que piensa que esto es “intolerancia”, “racismo” y todos esos clichés que se han puesto tan de moda, sin siquiera digerirlos, con toda esta era enferma de la “globalización” que nos dice que todos somos iguales, que no hay diferencia entre nosotros, donde todo lo que signifique un ápice de identidad social, grupal, comunal, nacional es sinónimo de burla, atraso y retroceso cuando es, precisamente, este el enemigo primordial de toda esta idea parásita que trata de englobar y desollar las mentes, conciencias de todas las personas.

Como ya he dicho anteriormente, blogger no es solo ser un sujeto que escribe algo, que lo publica y que luego se olvida de ello; un blogger es un líder de opinión independiente, blogger es un libre pensador (aunque con ciertos condicionantes político, cultural y social), blogger es una persona que se toma esto, sin importar el tópico de sus espacio, con la seriedad que condiciona su permanencia y constancia; blogger es la respuesta a una inquietud en un mundo absorto y ahogado en su búsqueda por ser una entidad en busca de su propia expresión mental, ideológica o de su saber.

Por último, y esto es la primera vez, quiero agradecer de manera especial a las personas quienes de una u otra manera me han dado de qué escribir, los intercambios de ideas y opiniones: en tal, mi madre por sobre toda persona, aquella con quien discuto de tantas cosas simples y de importancia, por ser quien formó esta personalidad ambivalente, a aquella a quien le heredé, genética y sustancialmente hablando, los innumerables episodios depresivos que son parte eterna de mi vida; a mi viejo, por ser todo lo que no quiero ni debo ser (risas); a mis grandes hermanos Miguel Del Carpio, ese hermano mayor “achorado” poseedor de una sapiencia cloaquera que admiro demasiado con su derechismo admirador de la falacia cubana (risas – compadre, tu sabes que es con cariño) a Neandro Esteves cuya lucidez andrógina que linda entre lo sabio y lo estúpido no hace sino amarle como a ese hermano menor el cual no tengo y al que querré hasta el final de mis días (se que el toma estas cosas con gran halago y cariño); a Vanessa, cuyo extremismo de ideas políticas y sociales hacen de muchos encuentros, simplemente, interminables (tu sabes que eres chica loca); a Katee que, a pesar de ser una “caviar” (qué risa, pues) su vehemencia siempre es de admirar, aunque, en mis palabras tal vehemencia sea más instintiva que articulada, pero, qué carajos significa eso en un mundo tan subjetivo e intencional?; a “Deibid” Salcedo quien sus incansables enlaces interesantísimos prestos al debate y la lectura cuyos comentarios directos llenos de una destreza para el sarcasmo y la crítica en tan solo unas mínimas líneas lo vuelven (capacidad con la que no estoy dotado, definitivo, ja ja ja) un sujeto inspirador; y no menos importante y más recientemente, a Kathy cuya mente fresca encantada de la historia no hace sino inspirarme a creer que la juventud de hoy aún es posible (risas – ella y ese ánimo por conocer algo nuevo)


Esto es a modo de consigna!




Y este último dedicado a los arriba mencionados y a aquellos a quienes no pero que están allí! LIVE FOREVER!

La última bandera roja: Sendero en el VRAE (VIDEO)

miércoles, 15 de febrero de 2012



Este es un documento que, según el parecer de quien escribe el post, es de mucho interés. Se trata de un extenso reportaje hecho por Fernando Lucena en lo más profundo de la zona del VRAE (Valles de los Ríos Apurímac y Ene) donde pudo conversar con el “camarada Raúl” segundo al mando del denominado “Militarizado PCP” que, tras la captura de “Artemio” este último fin de semana por las fuerzas del orden peruanas vendría a ser el último bastión de lo que fuera la organización terrorista conocida como el Partido Comunista del Perú – Sendero Luminoso.

Lo interesante e importante del documento no es tanto lo que ellos quieren demostrar como su lucha que dicen aún mantener porque, en los hechos, esta facción no es sino una mediana empresa productora y comercializadora de droga en el Perú que, a la vez, sirve (como en el caso de Artemio) sicarios de los narcotraficantes, no, eso no importa ni tampoco la retórica según la cuál, bajo un ingenioso juego de palabras buscan camuflar su vinculación con el narcotráfico.

Es cierto, el documento no muestra algo que alguien medianamente entendido en la realidad peruana no sepa, sin embargo, es importante redundar en ello porque es menester en estos tiempos donde los terroristas se están lavando la cara y mostrarse como luchadores sociales sufridos y víctimas del Estado burgués cuando es todo lo contrario; estos hombres y mujeres tuvieron la intención lasciva de asesinar y desangrar al país y sus habitantes bajo las banderas ideológicas según las cuáles la “violencia revolucionaria” es el único medio de transformar el país hacia el comunismo. En los hechos, nuevamente, esa violencia revolucionaria llevó a un gran genocidio que tocaremos en posteriores post.

Una de las “pepas” (usando esa palabra, tan odiada por quien escribe, del argot periodístico) de este material es lo que el mentado “camarada Raúl” (el primero al mando, José, no se encontraba o, simplemente no quiso declarar, ni tampoco se dejó ver) dice respecto al accionar “histórico” de Sendero Luminoso.

De este devienen declaraciones según las cuales el autoproclamado “presidente Gonzalo” (a) Abimael Guzmán fue un revisionista de izquierda quien se mostró incapaz de proseguir la “revolución”, entre otras razones, por su estancia aburguesada en Lima, capital peruana, sin conocimiento en el terreno de lo que fue la lucha en el campo, lo que devino en lo que Raúl “denuncia” como una traición al mandar eliminar a las propias personas que decía que defender y “liberar”, es decir el campesino pobre que expresa fue una traición. Del hecho que ni él (Guzmán) ni su cúpula habían levantado una sola vez un fusil y, así mismo, del hecho que “Gonzalo” fue autor de su propia captura porque, según Raúl, este ya entendía que no era posible vencer ¿por qué? Según este mando remanente, por el revisionismo dentro del “partido” y la actitud “burguesa” en que devinieron muchas de sus cabezas, incluidas las del líder. Y, por último, uno de los considerandos más peculiares (si cabe este término) es que esto hace de Guzmán un traidor, merecedor de la ejecución; en tal sentido, Raúl pide (en modo sarcástico) que si el gobierno peruano no puede eliminar a Abimael que lo manden al VRAE que ellos mismo se encargan de su ejecución.

Esta bien, esta no es una amenaza para la seguridad del Estado, pero si es un Talón de Aquiles que jode y jode bien y por esa sola razón y todo lo que ese “joder” implica basta y sobra para querer terminar con dichos remanentes. Quisiera aprovechar este espacio para expresar mi muy particular opinión, un poco apostásica en relación a lo que comúnmente se piensa.

Para mi, cualquier mención, asociación o vinculación con Sendero Luminoso es y será TERRORISMO, para cualquier cosa vinculada a ello no merece nada salvo una sola cosa, la desaparición (y esta palabra citada en este contexto resulta ambigua, pero pueden interpretarla como mejor deseen). Creo que las ganas son muchas de bombardear todo el VRAE y desaparecer a José, Raúl y Alipio y a toda su gente, pero no lo haría por dos importantes razones: la primera es por el nefasto daño que se le haría al medio ambiente con dicha medida y, segundo, y no por ello menos fundamental, la respetable población infantil que crece en los focos del Militarizado PCP. Llámenme sensible, sentimental, lo que sea, pero ya el hecho que haya criaturas en dicha zona, en mi criterio, nada técnico, muy empírico, por cierto, ya condiciona que este tipo de solución y similares a esta no sea practicable de ninguna manera, no por ello, no se tiene que vencer a estas huestes terroristas en la espesura de dicha zona.

Sin mayor perorata les dejo con la entrevista al “Militarizado PCP” del VRAE y el lugarteniente de José, el camarada Raúl.












La gran tragedia humana: el SIDA y los dilemas sobre su origen (DOCUMENTAL)

lunes, 6 de febrero de 2012


El material videográfico que se presenta a continuación es un documental francés llamado “Los Orígenes del SIDA”, el cual considero como un documento valiosísimo por lo que muestra, expone y demuestra. Es un archivo que hace mucho tenía muchos deseos de publicar y, por fin, lo he podido realizar.

El SIDA es la gran peste del siglo XX y parece que seguirá siéndolo durante el siglo XXI. Este video en si mismo que trasciende a la ya trillada información donde se muestra la tragedia humana de esta plaga, las cifras de millones de muertos alrededor del mundo, NO, este se encarga de buscar el origen del mismo desde una serie de pruebas documentadas, testimonios de personas directamente relacionadas y de los supuestos responsables que se desatara este mal.

Lo que se muestra en el documental es que el origen del SIDA no responde a otra cosa que a una gran negligencia médica surgida en los años en que el Congo era un colonia belga donde una serie de investigadores buscaron crear una vacuna contra la polio (CHAT) que fue inoculada a la fuerza alrededor de un 1 millón de personas en las zonas de Zaire y Uganda y que, misteriosamente, coincidiría como los lugares donde se reportaron los primeros casos de VIH. Y no está de más decir que dicha vacuna no fue autorizada en su momento por la OMS dado que no se garantizaban los efectos secundarios de la misma, sin embargo, el estudio y pruebas de esta fueron realizados sin importar la recomendación del organismo de salud.

De ser cierto lo estipulado por este documento, entonces, estamos hablando de un “genocidio involuntario” y que contó con el respaldo de la corona belga, del silencio tácito de la sociedad de ciencia, de las grandes compañías farmacéuticas que luego se involucraron en este asunto tras el estallido de la “peste rosa”.

Vemos periodistas de total seriedad como Tom Curtir y Edward Hooper quienes iniciaron y continuaron la investigación sobre el verdadero origen del virus de SIDA, sus antecedentes y de cómo esta se hizo tal en las poblaciones de África antes mencionadas y la responsabilidad del reconocido científico polaco Hillary Koprowsky como el encargado en desarrollar la vacuna CHAT contra la polio en su estancia en el Congo Belga y como este niega haber creado esta medicina usando para ello riñones de mono.

En lo personal, creo que este es un documental de amplia seriedad y no ha ser tomado como un material típico de esa paranoia conspiranoica que explota en temas grandes con sonsas explicaciones, este no, cuenta con testimonios y posturas de gente bastante seria y reputada e, inclusive, se deslizan grabaciones hechas a los responsables donde, entre otras cosas, se sacan la verdad a uno de los responsables de este gran desastre. A tomar en cuenta y ponerse muy quietos con oídos bien abiertos ante lo que a continuación se mostrará.


Un judío en Auschwitz ¿sucedió o no sucedió?

domingo, 5 de febrero de 2012


Es mucho lo que se ha escrito en relación a lo que muchos denominan el “Holocausto judío” elcuál argumentan fue perpetrado por la Alemania Nazi en tiempos de guerra lo que condujo a la aniquilación de 6 millones de seres procedentes de esta cultura. Desde entonces el tema se ha dado por clausurado, no apto para el debate sino es para reafirmar que en verdad sucedió y la crueldad diabólico de quienes argumentan lo propiciaron.

Sin embargo, el mundo entero y la ley del hombre ha cerrado la posibilidad al hecho de argüir cuestionar este suceso, muchos menos negarlo llegando incluso a condenar con la restricción de la libertad a aquellos quienes se han atrevido a re debatir desde un punto de vista “revisionista” y bastante crítico respecto a la opinión oficial de dicho acontecimiento. ¿por qué sucede esto? ¿por qué si se dice haber espacio para debatir y contradebatir casi todo lo existente, hasta la existencia de Dios, no se puede hacer lo mismo con la supuesta eliminación de 6 millones de judíos en el lapso de 4 años en campos de concentración, cámaras de gas, hornos crematorios, así como el uso para experimentos macabros y de más vesanias?

Quienes me conocen saben mi posición respecto a este tema y debo admitirlo: yo no creo que el tal “holocausto” haya sido tal como las fuentes oficiales lo mencionan, ¿por qué? muchos factores del llamado “revisionismo”, entre ellos el hecho de los hornos crematorios que se ha demostrado que muchos de estos fueron puestos por americanos y rusos después de la guerra y en la postrimerías de los juicios de Núremberg; que es mentira, una falacia que en dichos hornos se hubiese calcinado gente viva, primero porque los hornos eran demasiado pequeños como para poner cuerpos (sino solo prendas de vestir, acaso) y la tecnología crematoria de la época no era tal para que se incineraran personas a la magnitud que se dice a nivel mundial; el hecho que en 1941 habían en Europa alrededor de 15 millones 600 mil judíos mientras que para 1948 el número no se había movido mucho, ¿cómo es esto posible si perecieron 6 millones, no deberían restar 9 millones?; dicen que fueron unos cuatro millones gaseados con Zyklon B, que los judíos entraban y salían de las cámaras de gas, sin embargo, el efecto del zyklon B tarda alrededor de 8 horas en disipar su mortífero efecto, ¿cómo es posible, entonces que teniendo esto en cuenta parecieran tantos en esos cuatro años?; sumado a ello, no hay rastros en las famosas cámara de gas de presencia de este agente que, definitivamente, quedaba impregnado en donde se exparciera; ast mismo; por otro lado, estas “cámaras de la muerte”, necesariamente debía de contar con chimeneas de una enorme altura por las cuales el zyklon B pudiera salir. Se descubrió POR FOTOGRAFÍAS ALIADAS tomadas mientras sobrevalaban Auschwitz y otros campos que estas chimeneas no estaban presentes y que en ellas no se vislumbra ese interminable tela de gas en el aire que se delata en la “historias” de los sobrevivientes; así mismo, verdaderos constructores de cámaras de gas en los Estados Unidos determinaron que dichos recintos no cubrían las condiciones mínimas para que tal proyecto se hubiera llevado acabo; si esto sucedió realmente ¿por qué las cifras a lo largo del tiempo han variado tanto de los 6 millones, a 8, luego a 6 para irse a los 4, luego los 2, millón y medio, el millón, 500 mil, 300 mil y últimamente, 75 mil?; por qué algunos “sobrevivientes” cuentan una historia una vez y años después argumentar una totalmente contraria en el mismo período, muchas veces en otro lugar muy distante? Entre otras interrogantes más.

Bien, el siguiente es un material videográfico bastante peculiar, se hace una especie de intro de un supuesto muchacho de procedencia judía que visita Auschwitz con un punto de vista totalmente crítico desde su posición de ser judío de sangre mas no de práctica y cuestiona con entrevistas y demás lo que se dice ocurrió en Auschwitz a raíz de la famosa “Solución Final” que se dice el Tercer Reich ideó para eliminar a los judíos de Europa.

No es la intención de quien escribe presentar esto como LA VERDAD, pues la red es muy engañosa y existe harto material tendencioso hasta la médula; sin embargo, reúne si una serie de elementos de los estudios investigadores revisionistas del llamado “Holocausto judío” como los mencionados líneas arriba y otros adicionales. Aparece una entrevista a uno de los encargados de hoy del campo de concentración y algunas declaraciones bastante polémicas para quienes las consideren así.

Así mismo, se coloca a quienes enseñan sobre lo ocurrido en Auschwitz como personas que saben de una verdad y que, sin embargo, les hacen repetir algo totalmente distinto para todos los turistas quienes son una especie de guía karmico que van aumentando la intensidad del “espanto” hasta su punto más álgido que vendrían a ser las “cámaras de la muerte” sin dejar de resaltar ese aberrante gusto de la Globalización de hacer de todo un producto vendible y Auschwitz no es la excepción. Un recinto que se ha vuelto un lugar de “peregrinaje” con una exaltación de mal gusto de la muerte y lo horroroso que fornica bien con todo la parafernalia y el merchandising que se hace gala en dicho lugar.

Sin más, aquí el documento.




















Los peruanos de estantería y su patriotería de dos ferros


¿La polémica?

El Perú está en boca de todos, eso es un hecho, es algo que nadie lo puede negar y que a ninguno de los 30 millones de peruanos molesta, y ¿a quién no? Que la patria de uno resuene en todas las partes del globo es algo bonito, algo que te hace sentir feliz. Una de esas cosas, una de las primeras cosas del Perú que está dando tanto de qué hablar es la gastronomía. Si, claro, todos sabemos que esta es deliciosa, pero ¿desde cuando somos conscientes de ello? ¿Acaso la gastronomía representa o es parte de ese sentimiento nacional al podríamos definir como “nacionalismo”?

Hace poco, un escritor de origen peruano llamado Iván Thays publicó en su blog de un diario español una reseña sobre un libro en relación a la gastronomía peruana. Este escrito hubiera pasado desapercibido si es que el personaje en mención no se hubiese atrevido a escribir unas líneas controvertidas en relación a este ítem dentro de nuestro país al calificarla de “indigesta”, “poco saludable” y demás adjetivos que, en resonancia en nuestro suelo, no hizo mucha gracia crispando los nervios a esos que hoy se sienten “orgullosos de ser peruanos”.

Un escritor fuera de foco

Primero que todo, en mi opinión, Iván Thays es un escritor snob, no se puede esperar algo sesudo respecto a lo que podría decirse la nacionalidad y sus elementos (y con esto no intento decir que se construya nacionalidad en base a un tema como la gastronomía), por tal, comentarios así no me sorprenden ni me extrañan. Segundo es que el artículo, aunque burdamente, tiene un par de verdades que es menester señalar.

Por ejemplo: “Cada vez que alguien habla de la fama de la comida peruana en el mundo, pienso en las carencias de un país necesitado del reconocimiento extranjero para sentir respeto por sí mismo” y es algo totalmente cierto. En un país sin una identidad propia, menos aún bien definida es algo casi natural que se necesite del reconocimiento y la aprobación de otro, en este caso, del resto del mundo, para sentirnos orgullosos y solemnes respecto a algo, así esto sea de la menor importancia para el espíritu nacional. Thays no miente en eso, sin embargo, su análisis viene, paradójicamente, de su incomprensión acerca del Perú.

Y esto queda mucho más claro en la respuesta que dio días después de todo el revuelo hecho en el Perú tras lo publicado en su blog donde dice: "Si hay algo más indigesto que la comida peruana es el patriotismo de parroquia. Esta bulla mediática demuestra que el llamado "boom" gastronómico peruano no es ese elemento unificador de halo místico, generoso, sentimental y mestizo que se nos ha querido vender sino, al contrario, un elemento marginador, que exacerba el peor nacionalismo y las reacciones intolerantes, machistas, homofóbicas y chauvinistas de los peruanos que firman sus comentarios como "cholo soy"" Tahys, muestra un enojo por las críticas, las cuáles han sido todo menos alturadas y muy huachafas, dicho sea de paso, pero también es cierto que con este párrafo el escritor deja en claro que no cree en la nacionalidad ni mucho menos en la identidad nacional de los pueblos, que existe y persiste, muestra de ello es que la palabra “nacionalismo” la asocia a una serie de adjetivos negativos tales como “intolerante”, “machistas”, “homofóbicas” e, inclusive, llega a la confusión al hacer ver como iguales conceptos el nacionalismo y el chauvinismo. Nada más alejado de la realidad.

Sin embargo, y en otro párrafo de su respuesta, el novelista vuelve a escribir algo interesante y en lo cual, el redactor de este post asiente con total claridad, aunque claro, mientras él hacer ver el nacionalismo igual chauvinismo, quien escribe lo entiende a su modo y segmenta y cita como un ataque a esa patrioterismo peruano de dos ferros con lo siguiente: "Disentir de ese símbolo patrio recién parido que es la comida peruana merece el repudio y el amedrentamiento verbal, como solo se supone que debería ocurrir cuando uno arremete contra los símbolos patrios o religiosos en las dictaduras fascistas o el islamismo. ¿Es de eso de lo que los peruanos se sienten orgullosos? ¿De haber convertido al anticucho en nuestra esvástica?" pero, una vez más asocia, erróneamente, estos elementos de chauvinismo más fofo y marketero asemejándolos con palabras como “fascistas” o “islamismo”. Thays, vuelve a confundir criterios dejando en claro su desprecio hacia todo lo que simbolice nacionalidad considerándolo algo reprochable y siempre emparentándolo con acepciones consideradas como “negativas”.

Peruanos de estantería

Pero lo de Thays no pasa por ser un punto menor porque, al final de cuentas, es una opinión de muchas tantas, no por haber nacido en este suelo está obligado a que le guste y decante la comida preparada en su país de origen, si apelamos al dicho de “para gustos y colores no han escrito los autores” entonces uno puede entender mejor las cosas, es simplemente eso, gustos y nada más, ellos no representan una totalidad porque están al criterio de quien así los quiera aceptar como que no. Visto desde ese punto, lo escrito por el novelista resulta solo algo digno de una breve mención. Lo peor es la reacción tan pacata y rastrera de la mayoría de las personas en este país.

Esos son los “peruanos de estantería”, esos sujetos que, sin una identidad propia, sustentan su nacionalismo en cosas superfluas como la gastronomía, algún logro en el extranjero, un Grammy otorgado a algún peruano, etc., entonces estas cosas se convierten en íconos, vacas sagradas que no se pueden tocar, que no se pueden juzgar ¿por qué? porque están avaladas por personas de una debilidad y poca fortaleza moral que no aceptan un cuestionamiento sintiendo un enojo en lo que ellos creen refleja su “peruanidad”, pero eso es solo el reflejo de su lado más inestable e inseguro el cuál busca mantener intocable su interior status quo, un status quo interior levantado sobre premisas falsas, sonsas, sin una tradición ni una idea fuerza que las solvente pues estas son parte de esa gran ramera que es la globalización que, en su afán por destruir toda identidad nacional, busca poner todo en boga, de moda y venderlo al mejor precio deformando así todo la tradición, historia y cultura de nuestros pueblos reduciéndolo todo a un mero estante de tienda comercial, un producto consumible, y nada más.

Ese es el “nacionalismo” de los que mucho se sienten orgullosos y amplia desfachatez salen a defender, lo muestran sin tapujos como una constatación de que ello los hace más peruanos, más blanquirrojos, que portar un polo con el logo de la “MARCA PERÚ” los hará más peruchos, que esto es una prueba de su patriotismo, de su amor por su patria, cuando no entienden que son solo una demostración de modistas que son al sumarse a ese carro que está haciendo que el Perú sea vendible así como se comercia con una banda de rock, una ropa costosa en una Passarella, no se dan cuenta que su patriotería es más la actitud de un consumidor ansioso y desesperado que la actitud del nacionalista menos convencido.

Las dos caras de una misma moneda

Este impasse ocurrido entre el patrioterismo de dos ferros de los peruanos de estantería contra Iván Thays demuestra dos tipos de pensamientos dentro de la sociedad burguesa globalizada:

Por un lado, Thays podría, perfectamente, representar ese sector de la sociedad (sin mezclar clases sociales, hablamos de ideas y pensamientos) que ve como algo negativo al nacionalismo como un ente negativo, del pasado, de retroceso dentro de la comodidad del pensamiento burgués globalizado y muchas veces seudo revolucionario, de la aldea global, de la idea de la condición igualitaria de todos los seres humanos, donde todo lo que represente un esbozo vehemente (válido o no) de nacionalismo es repudiable; y el otro que, calza inequívocamente dentro de esas personas que, instintivamente, ansiosas de encontrar una identidad se aferran a cualquier tótem, por más absurdo que este sea, para, a partir de allí construir algo con lo que puedan sentirse identificados creando, sin embargo, y sin darse cuenta de una aberración de todo aquello de lo que signifique una identificación con algo más grande y supremo que nosotros mismos. Esa exacerbación amorfa de la nacionalidad bien podría llamarse chauvinismo, pero también le sentaría excelente algo como “mercantilismo nacionalista”.

En todo caso, ambos espectros antes mencionados no son más parte del mismo sistema que hoy impera, que hoy nos quiere hacer creer que las identidades naturales de los pueblos son cosa del pasado, que las naciones no existen pues son, únicamente, líneas imaginarias creadas por el hombre pero, cuán errados están pues el nacionalismo es lo más natural e inherente a todo ser vivo, es la base de toda persona en su formación y crecimiento espiritual - cognitivo, es el sentido de pertenencia, de territorialidad, de defender y sustentar su propio espacio, sus particularidades y aquello que lo configura como “su espacio”, pues hasta los animales lo sienten: solo basta ver como estos demarcan su territorio y como lo defienden de cualquier invasor sea de su misma especie o no. ¿Cómo negar, cómo querer destruir algo tan implícito al ser humano como el acto sencillo y crucial de respirar?

El Fascismo y Benito Mussolini (VIDEO)

jueves, 2 de febrero de 2012


El fascismo, ese cuco que hoy crispa los pelos de mucha gente alrededor del globo es una de las doctrinas que genera mayores anticuerpos y, al mismo tiempo, una de las menos conocidas a lo largo y ancho de este planeta.

¿Por qué? No lo se, quizás porque al perder la guerra quedaron como los eternos malos de la película – no olvidar que quienes escriben la historia son los vencedores – quizás porque su sistema resultó más eficaz que muchas democracias y, sobre todo, que el comunismo a nivel mundial. No lo se, es una posibilidad.

No es mi intención ahondar en aspecto doctrinales ni históricos acerca del fascismo, porque lo que a continuación les presento es una interesante exposición en un programa español llamado "Corría el año", en esta ocasión sobre la figura creadora del fascismo, el italiano Benito Mussolini así como una serie de explicaciones respecto a su surgimiento, origen, su contexto histórico, su repercusión, sus aspectos positivos (que tuvo muchos, indudablemente) y los negativos (que fueron crasos a pesar de no ser tantos)

Muy personalmente, este video muestra una objetividad como pocas veces he visto, leído o escuchado en relación a la importancia y la validez de esta doctrina, y también la importancia histórica del político Mussolini como un hombre de su tiempo el cuál generó tanta extrema admiración como enemistad.

De importante visión el presente documento más allá de pasiones y/o tendencias políticas. Espero y quienes lo vean lo hagan de manera objetiva y de paso, aprenden un poco de historia.


DOCUMENTAL: “La Psiquiatría: Una Industria de la Muerte”

domingo, 29 de enero de 2012


Hace cuatro años, en 2008, vi esporádicamente este documental el cual me llamó mucho la atención, pero no es hasta hace poco tiempo que pude verlo en su totalidad y debo decir que es un documente impactante por lo que implica y por lo que trata de reflejar.

Se trata sobre el documental llamado “La Psiquiatría: Industria de la Muerte” en el cual denuncia explícitamente de cómo esta ciencia, en verdad no lo es, de cómo sus procedimientos se han basado en lucrar bajo la premisa que se busca una curación a las “enfermedades o trastornos mentales” de los seres humanos cuando han demostrado ser vanos, cuyo único resultado no ha sido otro que la tortura, la muerte, el po
der económico, el político y un supuesto plan de “dominio mundial”.

Sin duda, es un archivo bastante controversial de principio a fin y eso es lo rescatable. Quizás, uno de esos relatos conspiranoicos, probablemente, pero de lo q
ue puedo dar fe es que te hace pensar al respecto y, en muchos casos, te escarapela la piel con ciertas imágenes, ciertos testimonios.

Si quieren mi opinión, ese plan ardido por las compañías farmacéuticas, junto a los psiquiatras y algunas asociaciones de este rubro, según la cuál lograron vende
r la idea al gobierno (Estados Unido) de medicar a los niños en las escuelas, de la aprobación de leyes que solo han producido un incremento morboso de las ventas de medicinas para “enfermedades mentales” y de cómo los psiquiatras van elaborando una serie de nuevos términos para enfermedades con términos tirados de los pelos resulta sacado de la más hiperbólica pesadilla orwelliana.

No podría asegurar que esto es cierto o no, sin embargo, ya está harto comprobado lo que las grandes corporaciones son capaces de hacer con tal de llenar sus arcas: lo vemos en África donde las compañías médicas trafican con las vidas de las personas de dicho continente usándolos, ilegalmente, y en una cantidad masiva como conejillos de indias para experimentar sus nuevas drogas, la cual va sumando innumerables muertes; o las empresas relacionadas con los transgénicos; e incluso y más recientemente, este nuevo control que ciertos grupos de gran poder económico, sobre todo en Estados Unidos, quienes intentan impulsar en la internet, conocido como la “Ley SOPA”.

No se puede negar que hay un interés detrás de este documento, pues una organización que dice luchar contra este “mal” se ha encargado de su producción fílmica, la cual aprovecha los últimos minutos de este material para hacer una apología a la acción que vienen realizando contra esta (seudo) ciencia e, inclusive, parece haber detrás de esto una religión cuyo nombre ha hecho conocida un famoso actor de Hollywood.

Algunos detalles sorprendentes del mismo son los procedimientos
realizados por la psiquiatría como la lobotomía, el electroshock, la “terapia” del sueño, la hospitalización involuntaria, el nuevo método médico de la generalización del uso de fármacos para cada nueva categoría de enfermedad mental que se le ocurre a cierta sociedad de estos médicos en los Estados Unidos y que es aceptado como una “verdad”, el hecho que detrás de cada gran tragedia hay un psiquiatra detrás de ello, son factores, no se si a tomar en cuenta, pero al menos, algo de qué pensar y es por eso que a continuación se presenta este documental. Y, como si fuera poco, la misma ha servido para cimentar y masificar el racismo, teorías como el conductismo (que aún pervive), la eugenesia, la limpieza étnica o el genocidio.

Espero lo disfruten y saquen conclusiones para afirmar o refuta
r lo que aquí de muestra y asegura.



S.O.S. (¿Somos O no Somos?)


Sin adornos que graficar

Antes de escribir estas líneas estuve tratando de formular una serie de entradas que no me convencieron, mi objetivo era hacer un breve intro, pero he logrado entender que ser directo en un tema como el siguiente es mucho más preferible que tratar de poner historias, anécdotas que puedan hacerse largas y poco consistentes respecto a la razón de ser del siguiente post.

Hora crucial

Para muchos sería una exageración lo que diré, pero el Perú se encuentra en una hora crucial, en un momento de su historia que solo nos corresponde a nosotros decidir sin ir a las urnas y esto tiene que ver con el grupo terrorista Sendero Luminoso quien en su fachada legal llamada MOVADEF busca entrar a la vida política para conseguir sus objetivos que no son otros que implantar el comunismo en el país.

Y en esta búsqueda, MOVADEF se encuentra en proceso de recolección de firmas para ser admitidos como un partido político legal, para lo cual lleva ya recolectadas 300 mil firmas las cuales fueron ya presentadas al organismo correspondiente, el Jurado Nacional de Elecciones para que de su visto bueno y he allí donde surge la polémica y el problema.

Una intención lasciva

Está de más decir que MOVADEF intenta ser el brazo legal de lo que fue Sendero Luminoso cuando Abimael Guzmán Reynoso tenía la dirección de esta organización genocida y que esconden sus verdaderas intenciones de, primero buscar la liberación de su “líder” y hacerse con el poder vía medios legales, usando para ello, primero que todo amnistía para todos los involucrados en el conflicto que ellos empezaron, es decir, civiles, policías y militares (¿y donde se mencionan ellos mismos?); en segundo lugar, negar el carácter terrorista de su “partido”; y tercero, negar que aquél período fue de subversión o terrorismo, sino que se trató de una guerra (convencional) con bandos beligerantes en conflicto. Argumentos un poco risibles, si, pero que nadie se ha atrevido a debatir sustentadamente.

Hay descaro hasta en su postulado máximo “amnistía general para civiles, policías y militares” y me pregunto, y ¿En qué parte de dicho slogan encuadran ellos si no son policías, obviamente, tampoco militares y mucho menos civiles porque no estaban indefensos ni nada por el estilo? Si es, como dicen, una guerra, entonces ¿Por qué solo nombrar a las fuerzas del Estado? ¿Dónde caben ellos? Esto no tiene sentido, pero, claramente, en esto no hay coincidencias, ha sido algo muy bien elaborado porque al omitirse ellos mismos y ni siquiera nombrarse como “guerrilla” o “alzados en armas” dan pie a una serie de subjetividades que en el subconsciente de las personas de poca memoria, bastante influenciables podría ser crucial para tomar una postura favorable a la organización terrorista.

¿Son? Si, lo son

Uno de los problemas es que MOVADEF o Sendero Luminoso fue, precisamente, aquellos tres postulados que hoy se atreven a negar. Sin embargo, uno podría pensar que dicha agrupación se encuentra en proceso de hacer un mea culpa sobre las acciones realizadas durante los años que duró el conflicto pero, lo que se ve en declaraciones de los miembros del mismo, confesos ex militantes de Sendero es un nulo arrepentimiento, inclusive, muchos si se arrepienten pero de no haber hecho más cuando eran parte de la organización terrorista y, como si fuera poco, negar el carácter terrorista, asesino y genocida, negar aquello y remitirlo al plano de excesos en una organización mesiánica y vertical como lo fue SL resulta poco creíble sino bastante cómico.

La inherente desidia

Sin embargo, que gente con poca sangre en la cara como MOVADEF hoy Sendero Luminoso intente buscar la vida política bajo los medios legales no me sorprende tanto (es decir, si que molesta, pero…..) como la actitud de las autoridades pertinentes, en este caso, el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) quien dio pie a darle esperanzas a estos parásitos (porque eso es lo que son) de concretar su cometido y no fue sino por la presión mediática, el desatado malestar popular y la posición del propio gobierno que recién entonces (a pesar de tener hartos argumentos legales para impedir esto) esta entidad decide fallar en contra de la inscripción de Sendero Luminoso como partido político.

¿Qué es lo que pasa con las autoridades? Me pregunto ¿No existe acaso un pequeño sentido común? ¿Qué hubiera pasado si ninguno de estos tres factores hubiese ejercido su presión respectiva? ¿Tendríamos a Sendero Luminoso hoy MOVADEF disfrutando de su inscripción y triunfo ante la sacrosanta “democracia”? todo parece indicar que si. Si eso es democracia, entonces, yo no soy ni quiero ser jamás un “demócrata”.

Pero esta historia aún parece no terminar, puesto que los terroristas del pasado demócratas de hoy van a apelar dicho fallo del JNE y, por lo visto, no darán su brazo a torcer solo por la decisión de una institución, así que la “lucha” contra estas pestes aún no ha terminado y que no se piense que se les ha vencido, pues no es así, ellos piensan atacar, y lo harán.

La habitual de la pendenciería del “último momento”

Las intenciones de este grupo son consabidas, al menos, por autoridades y medio de comunicación desde el año 2009 ¿Qué pasó, entonces? ¿Por qué ponerse alertas recién ahora que estuvieron por poco de lograr su objetivo? ¿Por qué los medios de comunicación se alarmaron y rasgaron las vestiduras solo cuando las papas quemaron y no antes con toda la influencia que poseen y que cuando quieren hacen uso?

Los medios se rasgan las vestiduras

La reacción de estas empresas fue de un cucufatismo sorprendente, quisieron, intentaron portar en el estandarte de la “libertad” y la “democracia” y hacerle frente a los esbirros de Sendero Luminoso hoy MOVADEF, sin embargo, en su desesperación, en su arrebato quedaron ellos por los suelos, mostrándose intransigentes, beligerantes, tontos y retrógrados al atacar a sus representantes solo postulando los números de muertos, su accionar terrorista, su brutalidad y todo lo ya conocido, llegando en muchísimos casos a sacarlos de sus estudios después de haberlos invitado, cortando la entrevista ante la imposibilidad de poder “razonar” con dichas gentes. Eso, obviamente, fue un punto para los terroristas, de eso que no quepa la menor duda, ellos lo saben, pero los demócratas, los liberaloides, los caviares, los rojoides aburguesados no se dan cuenta y con ello, permiten el avance de esta manera de pensar tan deforme.

Los políticos de ayer y hoy

Y ¿donde quedaron los partidos políticos? Ahora que es responsabilidad de ellos atacar las ideas de Sendero Luminoso hoy MOVADEF con propuestas ideológicas, con nuevos postulados que puedan revertir su avance, simplemente, no la hay, porque no tiene qué decir, porque la derecha sigue siendo la misma atrofiada al conservadurismo que solo repulsa y la izquierda se ve repleta de mentes frescas más atraídas por la moda que por una seria convicción cuyas ideas se ven resumidas en breves slogans incendiarios que se derrumban con solo chistar los dedos. Ya en los 80´s cuando SL actuaba impunemente, ambos sectores del espectro político nacional se dedicaron a achacarse la culpa los unos a los otros, a solidarizarse con los deudos de la violencia terrorista y nunca se ocuparon de dar una BATALLA FRONTAL en el plano de las ideas a esta organización, ni tampoco crearon una férrea oposición a su proyecto político, no, nunca lo hicieron con lo “cojones” que situaciones como esta demandan. Y NO ME VENGAN A DECIR QUE HACER “MARCHITAS POR LA PAZ” DESDE LA BURGUESA LIMA ES OPONERSE O HACERLE FRENTE AL TERRORISMO, eso es solo la ILUSIÓN DE TONTOS QUE NO TIENEN ARGUMENTOS PARA RECONOCER SU CULPA O LAS FALTAS DE LAS DOCTRINAS QUE DICEN SEGUIR Y CREER.

Una intención lasciva II

Pero ¿qué hay detrás de los postulados del MOVADEF más allá que su amnistía y “reconciliación nacional”? Es simple a ojos de buen entendedor:

Sendero Luminoso hoy MOVADEF reivindica la teoría primigenia del comunismo inventada por el judío Marx, continuada por seguidores el ruso Lenin y el chino Mao, de quienes los terroristas peruanos dicen ser herederos directos; sumado a ello, SL hoy MOVADEF se adscribe a las tesis de su mentor ideológico Guzmán al reafirmarse en el “pensamiento Gonzalo” y reconocerlo como la “Cuarta Espada” del movimiento comunista mundial, es decir que sus postulados son las superación “científica” del comunismo de Marx – Lenin - Mao y ¿qué era, en qué consistía el pensamiento Gonzalo? Una interpretación de la historia del Perú y del mundo según la cual la violencia era el agente de cambio fundamental para el establecimiento de un nuevo orden político, económico y social en el Perú, donde el ser ciudadano pierde su condición como tal al estar supeditado a los designios del Estado dirigido por partido en representación de los campesinos y trabajadores liderados por una figura mesiánica como Guzmán Reynoso quien era poseedor de la verdad absoluta y, dentro de esa verdad absoluta, la intención consciente de provocar muertes y genocidios eran factores esenciales de su “lucha”, en tal sentido, era necesario inducir al Estado a cometer genocidios para que el campesinado, harto de dicha situación se plegara a su causa.

La interpretación senderista o de MOVADEF del Perú sigue regida por unos cánones que no solo ya han demostrado ser caducos a lo largo de la historia y definitivamente, fracasados e inviables, sino que, toma como modelos sociedades como la Rusia Stalinista y la China maoísta, donde el culto a la personalidad, donde el control férreo y sesgado de la sociedad donde todo se sometía a un control totalitario y, donde la vida, dependía de términos como “enemigo de clase” o “revisionistas” que les costó la vida, en solo esos dos países durante dichos períodos, a unos 40 millones de personas y como ejemplo queda lo siguiente: si Sendero Luminoso hoy MOVADEF trató con tremenda vesania, brutalidad y encono a la población por la cual decía luchar, me pregunto ¿cómo hubieran actuado de haber logrado triunfar y hacerse con el poder en el Perú? Es algo tan de sentido común y que, sin embargo, enmarca una reflexión tan profunda y cuestiones tan horrendas, que dejan la piel de gallina.

Sociedades infestadas por esa plaga roja llamada “comunismo”, “socialismo” que trajo la pobreza, la hambruna, la quiebra de dichos países donde se instaló y que, en sus versiones más extremas como la Rusia de Stalin, la China de Mao, algunos muchos países de Europa Oriental, la Camboya polpotiana la vida privada, el tener un pensamiento de vida, sueños, aspiraciones y metas personales eran, en sí mismos, traiciones contra el partido, enemigos de la “revolución” que debían ser extirpados dado que su “veneno” eran tan poderos que era capaz de colarse con suma rapidez en el resto de la sociedad automatizada por una idea tan antinatural como el comunismo y su igualitarismo depredador y genocida. Ese es el modelo que Sendero Luminoso hoy MOVADEF (MOVADEATH, bromean sarcásticamente en las redes sociales) defiende, del cual no claudicó antes y no claudica hoy, esa es la vida que nos ofrecen hoy presentándose como (ese dicho tan trillado, pero tan cierto) ovejas siendo ellos unos lobos.

Somos

Por eso es que hoy, sin importar los colores y matices políticos que uno pueda tener es menester luchar contra esta amenaza que hoy solo han cambiado sus métodos más no sus ideas e intenciones que siguen siendo las mismas y, que han comprendido que la lucha armada no es ya “la forma” de lucha para hacerse con el poder sino por medio de la vía legal para lo cual vienen desarrollando una estrategia sencilla pero eficaz que, poco a poco, a paso lento (porque saben ser pacientes) vienen cimentando, vienen engañando a la juventud que no vivió dicha época que hoy, salen libremente a pedir por el respeto de los derechos humanos de esos que respetaron ni las vidas ni derechos humanos de 40 mil peruanos, que consideran que Guzmán fue un luchador social, que su cárcel es injusta, que ya es hora que salga de prisión. La ley creada por los hombres estipula que aunque uno desconozca de la ley este desconocimiento no lo exime de culpa a la hora de la comisión de un delito; del mismo modo, el hecho de no haber vivido el período de la subversión no nos exime de no saber y reflexionar al respecto. En tal, estos muchachos, estos defensores de los “derechos fundamentales” de estos criminales son tan responsables como ellos y, el hecho que, nuevamente, la sociedad civil y los políticos se hagan de la vista gorda ante este hecho los hace igual de responsables en dejarlos avanzar y asentarse, como cuando en los ochenta su tibieza impulsó el avance desmedido de la violencia.

Ideario sobre un partido (político)

domingo, 22 de enero de 2012

¿Vale la pena militar en alguna agrupación política? No se el resto de países pero, definitivamente, en el Perú “no way”, y esta razón no se sustenta en el descrédito de dichas organizaciones ni tampoco en argumentos más sosos como esbozar un rechazo a la política y su inmundicia. Nada más lejano de la realidad.

El problema con los partidos políticos en este país no es el descrédito, esta es solo una causa de algo mucho mayor como, por ejemplo, la carencia de una doctrina, de una creencia que conglomere a cierto tipo de personas; al no existir este competente, estos “partidos” devienen en meras agrupaciones de “amigos”, donde el clientelismo y los favoritismo devienen en agrupaciones felonas, sin rumbo, sin norte, sin consistencia y, en tal, sin un ideario que las permite crecer y mucho menos ser una propuesta verdadera surgida de un entendimiento coherente de la realidad local.

Algunos factores para el derrumbe de los viejos partidos

Esta crisis, dentro de factores externos identificables podría tener diversas causas; entre ellas, la eventual caída de los bloques antagónicos que caracterizaron la “Guerra Fría” donde el capitalismo terminó por imponerse a su rival, el comunismo, lo cual tuvo un verdadero influjo en la caída de muchos partidos alrededor del mundo, nueva era que se resumió bajo la frase el “fin de las ideologías”.

A nivel local, la época del terrorismo encabezada por el Partido Comunista del Perú Sendero Luminoso demostró lo frágil del sistema partidario en el Perú que llevó a sus primeros esbozos de decadencia y los cuáles se agravaron con dos cismas político – económicos durante la segunda mitad de los años 80´s como la intentona de estatización de la Banca y la hiperinflación que no hizo sino producir un sentimiento de defraudo ante los partidos políticos y lo que ello representaba.

Este descontento, en buena medida, quedaría demostrado con la elección del primer “outsider” (alguien sin background político alguno) en llegar a la presidencia del Perú, Alberto Fujimori Fujimori, en cuyo régimen sería de vital importancia el resquebrajamiento de la vieja partidocracia bajo un sin número de elementos y tretas que terminaron por socavar los cimientos ideológicos de dichas organizaciones que devinieron en nuevas agrupaciones que surgieron de manera coyuntural (generalmente, para procesos electorales) carentes de una base programática y doctrinaria que, para subsistir tuvieron que canjear y alquilar cargos partidarios para así `poder sobrevivir, engrosando sus filas que veían en la política una extensión de sus particulares intereses.

El resto ya es historia conocido: transfuguismo, clientelismo, otorongo no come a otorongo, etc, etc , etc.

Pero ¿qué necesita un partido, agrupación, movimiento político que como tal pueda cohesionar, agrupar personas, no solo de manera coyuntural, sino que tenga la capacidad de mover a un número de seguidores fuera de estos procesos? Un partido de masas, quizás, pero para ello, un partido que irradie algo más que una mera consecución de frustraciones hábilmente canalizadas en circunstancias específicas.

EL PARTIDO

La doctrina

Toda organización que aspire a ser un “partido político” debe, primero que todo, alinearse a una doctrina determinada, fija, bien estructurada, lo bastante capaz para reconocer sus habilidades y debilidades, que sepa en qué ocasiones ser radical y en cuáles otras resultar moderada, porque la virtud del pensamiento humano radica no en colocarse en los extremos de acción sino teniendo una plena conciencia de cuando actuar y cuando marchar (esto no tiene nada que ver con el centro político que se encuentra a la deriva en cuanto a ideologías).

Una doctrina que sea inviolable para sus miembros pero que esté acorde a los cambios sociales, políticos y económicos del mundo y nación donde ha forjado su aparición. Estas no son contradicciones, en lo absoluto, puesto que uno puede ser un fascista, un comunista, un neoliberal si tiene la conciencia plena que la aplicación de la doctrina al pie de la letra al cambio de la sociedad han demostrado ser acciones infructíferas pues todo cambio viene y depende de muchos factores. Si bien, la doctrina, la ideología son el norte que guía y motiva las ideas y acciones, la misma doctrina como esencia demanda que en determinados momentos, la realidad demanda adaptar, re orientar conceptos o aplicar medidas provenientes de otros campos doctrinarios en vías a realizar el gran objetivo de transformación que sostiene la ideología del “partido”.

La hermandad

Necesario es tener en cuenta que este tipo de partidos necesitan funcionar externa e internamente como una hermandad que se vea demostrada y fortalecida desde los cuadros principales del mismo, es decir, que las cabeza visibles del movimiento deben ser en la teoría y la práctica como uno solo, es allí donde se cimenta la fuerza del partido, en cuadros fuertes, que sean los rectores de la ideología del mismo a los correligionarios.

A lo anterior, el sentimiento de hermandad, es el primer paso para construir la mística del militante, el elemento vital para que este se mantenga dentro de las filas del partido y sea no solo un miembro más sino una propaganda andante de la ideología del partido.

Y, pues ¿cómo se genera esta mística de tal manera que no pueda ser contrarrestada, combatida ni destruida por factores internos y externos al militante del partido?

El sentido de pertenencia

Como se mencionó, demostrando que dicha organización funciona como una hermandad ya se tiene un primer paso.

El acoger a los nuevos miembros como iguales (aunque no necesariamente lo sean) es un segundo paso. Lo siguiente es hacerlo sentir parte de algo y para ello, las reuniones, la comunicación permanente, el trato de a iguales, los distintivos y esas cosas pequeñas de hecho pero grandes de significado interno en cada miembro (términos que definan una distinción del resto y que a la vez los hagan sentirse formar parte de algo propio) marcarán la diferencia, porque antes de tener una mente predispuesta al adoctrinamiento es necesario hacer que sus sentimiento, que su corazón se unan en alegría y comunión con el partido, es entonces que dicha mente, ya favorable al partido estará condicionada, inevitablemente, a escuchar y aceptar el pensamiento del partido hasta hacerlo parte de su vida, de sus pensamiento, de sus acciones, inclusive, parte de su vida diaria.

La mística

Todo partido que se haya respetado en el mundo es y debe estar consciente que su existencia se debe solo a su militancia sustentada en su ideario. Así mismo, todo partido político de doctrina sabe que debe tener un espíritu casi religioso, donde el paradigma ofrecido por la doctrina, irradiada a través de los líderes, debe tener la misma carga “cuasi” mesiánica que las ideas religiosas; y es aquí donde la racionalidad que debería caracterizar a la práctica de la política entra a tallar en lo subjetivo, en lo sensorial, en lo emotivo, porque un partido sin doctrina es un partido sin cabeza, porque un partido sin mística es un partido sin corazón.

Y eso es, pues. El partido debe ser un ente racional y a la vez emocional, donde el pragmatismo debe funcionar en torno al cauce de los hechos políticos en determinadas situaciones.

El adoctrinamiento

Solo entonces viene la enseñanza consciente de la doctrina del partido (esto no quiere decir que en los momentos previos antes descritos no se hable o discuta sobre ella y su relación con la realidad, simplemente, se van dando pequeños esbozos, pinceladas para que la mente del individuo esté totalmente dispuesta a aceptar la doctrina posteriormente) con los puntos programáticos expuestos con más profundidad, mezclando la lógica, los subjetivo y su aplicación a la realidad. De esta manera, la militancia rebaza el plano subjetivo de la fe para dar paso a una “conciencia” místico - racional de la realidad nacional que comparte un conocimiento doctrinario, político, social y económico de lo que le rodea sumado a una mística según la cuál esa es una verdad, la verdad que puede generar el cambio y la transformación.

La enseñanza de la historia

Al respecto, la historia del siglo XX nos da los mejores ejemplos de lo expuesto arriba al nombrar a agrupaciones como diversos partidos comunistas, el fascismo italiano, el nazismo alemán, la Unión Revolucionaria en el Perú, así como el APRA quienes impregnaron a sus seguidores de un dinamismo que lindó con el fanatismo, que llenó de una voluntad vehemente en creer en sus postulados como “la verdad” que movería el cambio y que, de una u otra manera (sin juzgar para bien o para mal) lo hizo en determinados momentos de la historia de los países donde surgieron. Y, a pesar que, ideológicamente son los movimientos mencionados arriba poco afines, si los caracteriza, el sentido de pertenencia, esos detalles, gestos que los diferenciaban; por ejemplo, los comunistas con su martillo y la hoz, el puño derecho cerrado en alto, términos como “camaradas”; el fascismo italiano con sus camisas negras; los nazis alemanes con el saludo del brazo derecho extendido, el grito Sieg heil, la banda roja con la esvástica sobre el antebrazo; así como la UR peruana y sus ritos liderazgo mesiánico; o el APRA con su distintivo de “compañero”, el pañuelo blanco, etc.

E, inclusive, podemos citar al Partido Comunista del Perú – Sendero Luminoso quien llevó a paroxismos mesiánicos y genocidas los postulados arriba señalados. Salvando las distancias y el asco hacia esa organización terrorista, si es importante destacar el componente místico, religioso, de sujeción, de despersonalización, de fe ciega y vehemente, de entrega total hacia lo que ellos creían “justo” (este término, obviamente, está entre comillas para dar énfasis y marcar sarcasmo respecto a dicha palabra) Esto no lo destaco yo, solamente; todos los estudiosos del tema del terrorismo en el Perú y de SL (llamados “senderólogos•) destacan que este fue uno de los factores primordiales para que la organización terrorista pudiera lograr poner en jaque al Perú por 20 años. Incluso, un ex presidente de la nación, el aprista Alan García Pérez, remarcó dicha convicción implícita a todo militante senderista.

Por eso, un partido necesita generar en sus miembros el sentimiento que pertenecen a algo más grande que ellos mismos, que sea más grande que sus vidas mismas, que su devoción se equipare a la que sienten por Dios, por su madre, por su familia, que esté a ese nivel de sublimación donde el individuo es capaz de hacer y dar todo por aquello que considera superior a sí mismo.

El liderazgo y la lealtad

Todo partido, siendo este de masas o no, necesita de una dirección y por tal de un liderazgo que debe generar un número determinado de figuras principales que sean aquellos quienes representan y van delante de la escala partidaria por ser ellos, precisamente, responsables de la doctrina y el accionar político del partido. Toda organización cuenta con ello.

Sin embargo, el liderazgo debe estar sustentando si bien en una dirección debe estar resumido en un líder cuya visión, carisma, capacidad de convocatoria sea aquél motivo que genere en la militancia y consolide la mística del correligionario, que sea aquél que sea capaz de arengar e insuflar el espíritu partidario en los miembros del mismo, que sea aquél o aquellos que, justamente, expandan el denominado sentimiento de hermandad y pertenencia a niveles de misticismo mezclando lo racional (la doctrina) con lo emocional (los sentimientos), lo cuál garantizará, en buena medida, la unión y armonía del movimiento.

Por eso, un liderazgo fuerte, vehemente y cohesionado se verá reflejado en la disciplina del partido, en la fe ciega hacia su doctrina que harán posible la lealtad hacia la organización, su estructura, su idea, su acción, sus líderes. Porque es la lealtad, una vez consumados los pasos anteriores, el componente principal tras ello pues, no termina en el adoctrinamiento y el misticismo la tarea del partido, sino recién empieza una tarea delicada sutil pero directa, al mismo tiempo, que es el hecho de mantener unida a la militancia, que los eventuales problemas que pudieran surgir en su seno sean destruidos por medio de postulados tanto lógicos como irracionales, que es, al destruir la disidencia de unos, al dejarla por los suelos donde el resto de partidarios sentirá que su convicción, que su fe es la indicada y cual fiel con un santo, esta, simplemente, se intensificará. Y es allí, donde el rosto del líder o líderes debe servir como ejemplo y como guía.

Ejemplos del fortalecimiento del liderazgo y la lealtad nos dan las críticas y autocríticas que hicieron, por resaltar algunos los comunistas rusos al siempre poner como modelo la vida de Lenin, las diferentes posturas que Haya De La Torre hacía tomar a su militancia para al final siempre dejar en claro la verdad de la doctrina del aprismo, la vehemencia del nazismo y el fascismo italiano en remarcar sin temor a dudas que ellos eran la verdad única para luego socavar, mezclando argumentos racionales e irracionales, la ideas y acciones de pensamientos antagónicos a ellos. La consecuencia fue solo una: el fortalecimiento dentro del movimiento.

La pregunta ¿qué hacer?

Y esta tarea es la más difícil ¿cómo infundir un espíritu religioso, devoto hacia un partido político en el mundo pos moderno del siglo XXI con la Globalización a cuestas, el consumismo degradante y la era de la información que es un bien y un mal, al mismo tiempo? ¿Cómo comprometer, involucrar a las personas, en este caso, la juventud, sin que su militancia corresponda a la moda, a la mera y simple inquietud? Es una cuestión difícil de dilucidar, sin embargo, es cierto que las preferencias, las aspiraciones humanas más elementales pueden servir como punta de lanza.

La doctrina en relación con las aspiraciones universales

Los partidos de masas, saliendo del plano místico, siempre han aspirado a cosas muy simples y que, al mismo tiempo, son las más complicadas de realizar sea cual sea la ideología. Estas podrían resumirse en “justicia, equidad y bienestar social”.

Es allí donde los partidos de hoy en el Perú han fracasado, porque toda doctrina que se respete aspira a un cambio verdadero y todo cambio proviene y depende de las necesidades y subjetividades universales a todo individuo. El problema con la partidocracia peruana es eso, que se han llenado de partidos sin un ideal, sin una aspiración común a todos (nuevamente, entramos al plano subjetivo) esto se puede manifestar en diversas vertientes, izquierda, derecha, etc, pero responde a ensoñaciones singulares al subconsciente humano y es, precisamente allí, donde los nuevos partidos que surjan bajo banderas doctrinarias serias deben apuntalar.

El reto de hoy en adelante

Para muchos, es de suponer que esto sonará siniestro, hasta fanático, cosa que no lo es, creo haber escrito nada que los partidos serios no hayan desarrollado. Pero la realidad del Perú es otra, donde en el mundo “desarrollado” los partidos dejaron de ser de masas para volverse de cuadros, en este país eso ha demostrado ser aún no practicable y, por el contrario, demanda de organizaciones que sean capaces de comprometer a una población desidiosa, apática hacia temas políticos siendo esta la tarea, como espacio político de la sociedad, de los partidos; de decirle a esa juventud “estúpida” que si quieren un mejor gobierno, que si quieren mejores representantes, que si quieren ser escuchados, que si ya es hora de leyes que representen en verdad los deseos y anhelos de la nación es IMPRESCINDIBLE que se comprometan y preocupen de la política todo el tiempo, no solo cuando llega la hora de elegir en ese jueguito infantil de la democracia llamada “votación”, “elecciones”.

Esa es pues, la tarea de las organizaciones políticas de hoy, pero ellos han claudicado, han dejado su función en el vacío porque la nueva clase política, de derecha y de izquierda, ha perdido su rumbo, su norte en su afán carroñero por seguir subsistiendo y viviendo de la política; que esto, pues, no sea un factor que desanime a la gente de “mi generación” ni a la que viene detrás de nosotros, sino todo lo contrario; que sea el motor para ser parte de esa sociedad hoy copada por viejos políticos jurásicos y bribones politicoides que nos ven como las ovejas, siempre bien arreadas que somos, porque lo hemos permitido ¿lo seguiremos permitiendo?

Related Posts with Thumbnails

Worldwide Visitors